Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Asics Music Festival 2007

Asics Music Festival 2007

europafm.com |  | Actualizado el 22/10/2015 a las 15:52 horas

El viernes 12 de octubre abrió el festival una joven banda, Cyan. Los teloneros de Nena Daconte en algunas actuaciones de su gira supieron caldear un ambiente que aprovecharon Chambao. Pokito a Poko, Playas de Barbate o Instinto Humano dieron el toque flamenco a una noche que no había hecho más que empezar. Aunque mal inicio sí que tuvieron las hermanas Llanos, que comenzaron con problemas técnicos. Aún así, una adaptación de Like a Prayer de Madonna engrasó los músculos de un público entregado y con ganas de escuchar un avance de su próximo disco. Según dicen las malas lenguas, será un remix disco rock de todas sus mejores canciones, y así lo pudimos escuchar. Keep On Moving, Let Me Out, King George o grandes clásicos como Serenade, Cherry Lee, Devil Came To Me o DJ pasados por la batidora electrónica de Dover fueron la píldora perfecta para los que querían bailar. El listón estaba alto, tanto que si Pet Shop Boys lo sobrepasaba, se alzaría como rey de la noche. "Las gradas, en pie. La pista, dislocada", así lo titulan los diarios. Neil Tennant y Chris Lowe, acompañados por dos bailarines y tres coristas, interpretaron temas tan clásicos de los 80 como Go West, Suburbia, Domino Dancing o It's a Sin.

El sábado 13 volvían a encenderse motores a ritmo de pop nacional con Mikel Erentxun. El ex líder de Duncan Dhu supo combinar temas de siempre como Cien Gaviotas con su repertorio en solitario con Mañana, A Un Minuto De Ti o Cartas De Amor, e incluso versionar Enjoy The Silence de Depeche Mode. Seguidamente, unas piernas lasgas se apoderaron del escenario. Era el turno de Raquel del Rosario y El Sueño de Morfeo. Sus ganas de levantar los ánimos hicieron vibrar el recinto con canciones como Demasiado Tarde, Ésta Soy Yo o Para Toda La Vida, de su último disco "Nos vemos en el camino". En ese momento empezó el auge de la noche, que supo aprovechar un paisano de la tierra. Antonio Orozco, como profeta en su tierra, deshizo el refrán y desató las mayores ovaciones de la noche. Sólo él sabe meterse al público en el bolsillo con sus epitafios y una mezcla ideal de su repertorio: Quiero Ser, Dime Por Qué, Te Esperaré o Devuélveme La Vida. Pedro Javier Hermosilla fue uno de los invitados sorpresa de Orozco, al igual que el productor Carlos Jean lo fue para Hombres G. La banda española de más trascendencia desde su aparición en los años 80 sabía que muchos de los asistentes pertenecían a la Generación X. Por eso, rompieron el hielo con temas de su último disco (Me Siento Bien o Loco De Amor) y acabaron la barbacoa con tres balas de recámara: Venecia, Marta Tiene Un Marcapasos y Devuélveme A Mi Chica. Pasada la medianoche, y tras los retrasos que ocasionaron la preparación de la puesta en escena de la estrella mediática, hizo acto de presencia el huracán mexicano. Su bravura desmesurada, sus golpes de melena y su coreografía le acompañó en todo momento, desde su "Ni Una Sola Palabra" inicial, retomando el hábito de versionar, esta vez a Kiss con I Was Made For Loving You y hasta poner punto final a esta primera cita del Asics Music Festival.

*El video puede tardar en reproducirse unos minutos. No cierres la ventana y espera a que se cargue. Si finalmente no puedes reproducir el vídeo correctamente, pulsa aquí.