Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Bienvenidos, un homenaje de los mejores artistas españoles al viejo rockero autóctono por excelencia

Bienvenidos, un homenaje de los mejores artistas españoles al viejo rockero autóctono por excelencia

europafm.com |  | Actualizado el 22/10/2015 a las 15:51 horas

Portada del tributo a Miguel Ríos: Bienvenidos

Portada del tributo a Miguel Ríos: Bienvenidos / europafm

Bienvenidos es un disco homenaje de 23 artistas españoles que rinden tributo a Miguel Ríos y que se presenta hoy en Madrid. Amigos y compañeros de profesión han querido reinterpretar sus mayores éxitos, entre los que se encuentran Santa Lucía, Reina de la noche, Raquel es un burdel, Directo al corazón, Al Andalus o Todo a pulmón.

Entre los artistas que participan en este doble disco se encuentran artistas contemporáneos como Rebeca Jiménez, Iván Ferreiro, Pereza o Quique González, a los que Miguel siempre le gustó apoyar. Aunque también han querido mostrar homenaje sus compañeros generacionales Joaquin Sabina, Joan Manel Serrat, Ana Belén, Javier Ruibal o Víctor Manuel.

CD 1
M-Clan - Santa Lucía
Pereza - Rocanrol bumerang
Loquillo - Yo solo soy un hombre
Rebeca Jiménez - Reina de la noche
Bunbury - Un caballo llamado muerte
Revolver - Todo a pulmón
Amaral - Vuelvo a Granada
Quique González - El ruido de fondo
Mikel Erentxun - Sal fuera de ti
Jorge Salán - Generación límite
Rosendo - El sonido de la ciudad
Iván Ferreiro - Reina de la noche

CD 2
Joaquín Sabina - Raquel es un burdel
Los Secretos - El blues del autobús
Celtas Cortos - Año 2000
Joan M. Serrat - El río
Ana Belén - Directo al corazón
Chambao - La luna turca
Javier Ojeda - Mientras el cuerpo aguante
Javier Ruibal - No mires hacia atrás
Mojinos Escozíos - Al Andalus
Seguridad Social - El rock de una noche de verano
Víctor Manuel - El blues de la soledad