Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
El audio comenzará despues de la publicidad

Britney Spears, Pussycat Dolls, Linkin Park y Tokio Hotel, entre los galardonados de los MTV VMA 2008.

Britney Spears apareció ligeramente mejorada respecto a la anterior edición de los MTV VMA.
Britney Spears apareció ligeramente mejorada respecto a la anterior edición de los MTV VMA. | Foto: europafm

europafm.com  | Actualizado el 10/07/2011 a las 00:58 horas

La 25 edición de los MTV Video Music Awards (VMAs), descafeinada pero salpicada de cierta acidez por los corrosivos comentarios de su conductor, Russell Brand, abonaron el terreno para la resurrección de su diva, Britney Spears, que logró los tres premios a los que aspiraba. La cantante estadounidense, de 26 años, se llevó los galardones al mejor vídeo del año interpretado por una mujer, al mejor vídeo pop y al mejor vídeo del año, los tres por su tema Piece of Me. Sin embargo, su esperado retorno al comienzo de la gala, anunciado a bombo y platillo, se limitó a un pequeño "sketch" cómico junto al actor Jonah Hill ("Superbad") y a dar el pistoletazo de salida.

La primera actuación de la noche la completó Rihanna, con una versión de su éxito Disturbia que combinó referencias a Eurythmics y The White Stripes, justo antes de que hiciera aparición por primera vez Brand, quien desde el comienzo apostó por un humor políticamente incorrecto. Sus comentarios más provocativos se dirigieron hacia la política estadounidense, ya que pidió el voto para Barack Obama ("Por favor América, por el bien del mundo"), llamó "vaquero retrasado" al presidente del país, George W. Bush, y atacó a la aspirante republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin, y su hija adolescente embarazada ("Usad un condón o haceros republicanos").

La actriz Demi Moore fue la encargada de otorgar al premio al mejor vídeo del año interpretado por un hombre, que recaló en Chris Brown y su With You, lo que dio paso a la interpretación en acústico de Love Bug a cargo de los Jonas Brothers. El premio al mejor baile en un vídeo fue a parar a manos de las Pussycat Dolls, por su canción When I Grow Up, mientras que el mejor vídeo de rock recayó sobre Linkin Park y su tema Shadow of the Day. Otros galardones incluyeron el mejor vídeo de hip-hop, que se lo llevó Lil Wayne, por Lollipop, y sorprendió la estatuilla al mejor grupo novel, entregado a la banda alemana Tokio Hotel.

Uno de los momentos estrella de la noche lo protagonizó la joven Katy Perry, quien a pesar de dejarse en casa el buen gusto a la hora de vestir cantó Like a Virgin, en homenaje a Madonna, y su éxito mundial I Kissed a Girl. Pero la mejor actuación de la velada la firmó Christina Aguilera, en su retorno a los escenarios tras haber sido madre por primera vez en enero de este año. Con antifaz, ceñida de negro y nuevo look, primero probó suerte con una versión moderna de su primer éxito, Genie in a Bottle, para después dar rienda suelta a su nuevo sencillo, Keeps Getting Better, con un sonido calcado a Goldfrapp.
No hubo mucho más que rascar en una ceremonia falta de sorpresas excepto la aparición en el tramo final de Paris Hilton, a quien le costó unos segundos ubicar dónde estaba el "prompter" electrónico que debía leer, que finalmente encontró con la ayuda de Brand, y la actuación final del rapero Kanye West, con su nuevo tema Love Lockdown.

Britney Spears recibió el último galardón de manos del jugador de los Lakers de Los Angeles Kobe Bryant y afirmó encontrarse "en shock". "No lo esperaba, es todo un honor, se lo dedico a mis fans", dijo la artista, quien se retiró sentada en un carrito junto a Brand. El cómico dejó claro qué acababa de ocurrir: "Has conquistado la gala", le comentó. "Es el comienzo de una nueva era".