Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

MADONNA, DE REINA A EMPERATRIZ

Madonna sale por la puerta grande de la Super Bowl

Llegó una de las noches más importantes para los norteamericanos. La Superbowl es el acontecimiento deportivo del año y la actuación del intermedio uno de los elementos más esperados. Madonna llegó y no defraudó. La cantante ofreció un espectáculo digno de la Reina del Pop.

Celebrities.es | Madrid  | Actualizado el 15/10/2015 a las 17:37 horas

¿Dudaba alguien del trono de Madonna? Si había alguno que pensaba que la diva había perdido ya su puesto como Reina del pop, estaba muy equivocado. Uno de los momentos más importantes en el mundo deportivo estadounidense ha vuelto a encumbrar a la cantante. La popular Superbowl americana nos ha mostrado a una Madonna pletórica.

Cual Diosa romana, precedida por un séquito de gladiadores, así apareció sobre el escenario. Dejando a todos los allí presentes con la boca abierta. Sentada en un extravagante trono, cubierta con una túnica dorada, comenzó a entonar su popular ‘Vogue’.

El espectáculo que se ofreció en el estadio de Indianapolis, durante el intermedio del tan importante partido, fue impactante. 13 minutos de pura Ciccone, en los que se pudo escuchar lo mítico y lo más reciente de la de Michigan. Vogue, Music, Open your heart, Like a prayer,…

Acompañada de Nicki MinajMia, como si de una animadora  quinceañera se tratase, pompones en mano, Madonna presentó su nuevo single Give me all your luvin', del álbum MDNA. La cantante no defraudó, aunque muchos se han quejado del playback al que recurrió en algunas partes de la actuación…

 

EL DEDO DE M.I.A QUE LA NBC NO PUDO CENSURAR
La participación de M.I.A fue tan escandalosa como la teta de Janet Jackson. En un momento de despiste, la cantante mostró su dedo corazón a la cámara mientras pronunciaba la frase de Give me all your luvin 'I don't give a sh*t', un pecado mortal para la doble moral americana. Los mecanismos de censura llegaron tarde (la codificación a lo Canal+ censuró un segundo más tarde la actuación) y ahora, tanto la NBC como la NFL se han disculpado por las imágenes. "Nos disculpamos por el gesto inapropiado que fue transmitido durante el espectáculo de medio tiempo, fue un gesto espontáneo que nuestro sistema de retraso de transmisión captó demasiado tarde".