Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

CRÓNICA VIERNES Y SÁBADO NOCHE

The Chemical Brothers y Die Antwoord triunfan, Skrillex divide opiniones y el hip hop destaca en esta edición de Sónar 2015

Sin quitarle mérito a grandes estrellas de la electrónica como The Chemical Brothers, Hot Chip, Laurent Garnier, Jamie XX o el más controvertido Skrillex; que protagonizaron algunos de los conciertos más multitudinarios de esta edición de Sónar, la música negra le gana terreno con las actuaciones de Flying Lotus, FKA Twigs, A$AP Rocky o los nacionales Pxxr Gvng.

Cristina Merino | Barcelona | Actualizado el 23/10/2015 a las 09:58 horas

The Chemical Brothers

The Chemical Brothers / EFE

VIERNES

Róisín Murphy

Un público completamente dividido por estilos iniciaba la noche del viernes. Los amantes del rap se situaban en el SonarClub para disfrutar del concierto de A$AP Rocky mientras que una elegante Rósisín Murphy se situaba al otro extremo, en el SonarPub, con gafas de sol, guantes y un pañuelo en la cabeza ofreciendo un recital centrado en su último trabajo sin a penas recurrir a éxitos anteriores, tan sólo algún tema de su ex formación Moloko.

Sobre la 1 de la madrugada Die Antwoord se hacía con el escenario del SonarClub vestidos de Pikachu y con una explosión de proyecciones en las que penes gigantes danzaban por las pantallas mientras dos bailarinas acompañaban a ¥o-landi y a Ninja. Los surafricanos hicieron un repaso por sus éxitos haciendo saltar al público al ritmo de I Fink You Freeky, Baby's On Fire, Fatty Boom Boom o Enter The Ninja al mismo tiempo que los preservativos repartidos en esta edición volaban de un lado a otro en forma de globos.

Die Antwoord

Hot Chip hacia lo propio casi simultáneamente en el SonarPub ofreciendo un concierto idéntico cerrando el Sónar Day del día anterior. La electrónica continúa tomando el control del resto de la noche con grandes diferencias: Jamie XX ofreció una cuidada sesión cuyo final se solapó con el inicio de Skrillex.

El productor estadounidense unió en la misma sesión desde Fatlip de Sum 41, pasando por el predecible Sweet Dreams hasta La Macarena, causando cierto desconcierto en parte del público mientras otros bailaban cualquier cosa que el percursor del dubstep le pusiera dejando dividida la opinión de los asistentes.

Skrillex

DJ Fresh fue el que más destacó a la hora de encaminar el final de la noche mientras que Daniel Avery se quedaba descafeinado dando paso al cierre de Seth Troxler, que congregó a gran parte de los asistentes dispuestos a irse completamente de día.

SÁBADO

El inicio de la noche del sábado también estuvo dividido entre la curiosidad por ver a una de los artistas revelación: FKA Twigs, mientras que los más veteranos se decantaron por el directo de Duran Duran.

Tres percusionistas acompañaban a la británica que supo acaparar la atención del público tanto con su voz como con sus movimientos mientras hacía un repaso de su aclamado debut LP1.

FKA Twigs

Por su parte, Duran Duran aparecían tras 20 minutos de retraso sin saludar al público y sacando la artillería pesada con Wild boys, Hungry like the wolf o Notorious y continuaron tirando de grandes éxitos para animar a un público que les costó arrancar ya fuese por el retraso de la actuación o por lo monótono que se hizo algunas veces.

Erol Alkan tomaba el relevo a la banda de Birmingham y fue uno de los perjudicados de la noche al sufrir un apagón en su mesa de sonido. Tras remontar la sesión, lo dejaba todo listo para los grandes esperados de la noche: The Chemical Brothers.

Con un SonarClub a reventar en el que el calor y la humedad se hacían insoportables, Tom Rowlands y Ed Simons desplegaban unos increibles visuales que los acompañaron durante toda su sesión siendo una de las mejores de esta edición.

Laurent Garnier

Quien también destacaron por su puesta en escena con unos impresionants visuales fue Flying Lotus. Dentro de un cubo de pantallas 3D, el californiano nos presentaba su trabajo You’re Dead, una acertada mezcla de electrónica, jazz y hip hop.

Otra de las sesiones más esperadas y que no defraudó fue la de Laurent Garnier. El DJ francés ha protagonizado en anteriores ediciones de Sónar los cierres más míticos y en esta ocasión, aún sin incluir ninguna novedad, cumplió las expectativas de un público que quería exactamente eso, recordar la misma sensación que sintieron en años anteriores al finalizar tres intensos días de festival.

Ranking de artistas