Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

'CAZAFANTASMAS' DEL PLACER

Unos investigadores van al cementerio a grabar psicofonías y registran gemidos de una película porno

Unos investigadores ingleses de fenómenos paranormales acudieron al cementerio de Kingston-Upon-Hull para registrar psicofonías que estaban aterrorizando a los vecinos, y se encontraron con gente vivita y coleando, nunca mejor dicho...

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 15/06/2016 a las 20:29 horas

El investigador Mike Covell se topó con el rodaje de una película porno en el cementerio de Kingston-Upon-Hull

El investigador Mike Covell se topó con el rodaje de una película porno en el cementerio de Kingston-Upon-Hull / Hull Daily Mail

La tranquila población de Kingston-Upon-Hull vivía atemorizada por las psicofonías que escuchaban al caer el sol en su cementerio parroquial. Un grupo de investigadores, encabezado por el historiador Mike Covell, se trasladó a esta localidad inglesa para comprobar esos fenómenos paranormales, que según los habitantes empezaron cuando el cementerio removió tumbas y restos porque se quedaron sin nichos.

Cuando empezaron a registrar las primeras señales, se percataron de que aquellos sonidos extraños parecían gemidos, y recorrieron el camposanto para encontrar la fuente que los producía. Su sorpresa fue máxima cuando descubrieron que se trataba del rodaje de una película porno, y los gemidos de los protagonistas se habían colado en los sistemas de grabación. La primera persona en darse cuenta de la presencia de los investigadores fue la actriz, ya que los cámaras estaban de espaldas, y del grito que pegó espantó a sus compañeros, que no dudaron en salir por patas. "Cuando nos vio, empujó al chico para que parara, y éste salió corriendo", relata Covell.

Los vecinos ya han interpuesto una demanda a los responsables del rodaje. Misterio resuelto.