Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

MOLESTABA A SUS VECINOS

Confiscada la colección de discos de un joven por escuchar a Adele demasiado alto

A un joven británico le han confiscado su colección de 200 discos como castigo por escuchar la música de Adele a todo volumen y a altas horas de la madrugada. Las autoridades ya le habían ordenado reducir el ruido en noviembre del año pasado debido a las quejas de los vecinos que afirmaban que la música hacía que 'temblaran las barandillas de la escalera'.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 22/10/2015 a las 17:36 horas

Adele

Adele / europafm.com

Aunque parezca mentira la devoción por un artista puede terminar por crearte problemas con la ley. Esto es lo que le ha ocurrido a Thomas Alcock, un joven de 18 años de West Yorkshire (Reino Unido). Tal es su pasión por Adele que no podía dejar de escuchar su música a todo volumen incluso de madrugada.

El volumen de las canciones de Adele era tan alto, que provocó la molestia de los vecinos e hizo que en noviembre del año pasado ya recibiera una visita de las autoridades advirtiéndole de que reduciese el volumen “prominente, intrusivo y demasiado alto", e incluso le amenazaron con requisarle el equipo de música si continuaba.

Pero Alcock hizo caso omiso y finalmente le han confiscado su colección de 200 discos: "El volumen era tan alto que vibraban las barandillas de las escaleras y los vecinos han podido identificar que se trataba de música de Adele", ha declarado la abogada de la acusación Samantha Lawton.

El joven se opuso al retiro de su colección musical alegando que pertenecía a su padre y que tenía un alto valor emocional, pero las autoridades no se han ablandado y además Alcock ha tenido que pagar las correspondientes multas por las molestias causadas.