Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

POR UN VECINO DE SU URBANIZACIÓN

Dolores O'Riordan, vocalista de The Cranberries, cuenta que sufrió abusos sexuales de pequeña

La cantante de The Cranberries ha concedido una entrevista al periódico Sunday Independent en el que ha explicado que estuvo sufriendo abusos sexuales durante cuatro años por una persona de confianza del entorno de su casa en Limerick, al sur de Irlanda.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 23/10/2015 a las 09:19 horas

Dolores O’Riordan

Dolores O’Riordan / europafm.com

Dolores O'Riordan ha vuelto a la actualidad por ser uno de los miembros del jurado del talent show The Voice en Irlanda y por estar preparando su tercer disco en solitario.

Pero también es noticia por una triste razón, la vocalista de The Cranberries ha ofrecido una entrevista al periódico Sunday Independent en la que se ha armado de valor para confesar que sufrió abusos sexuales durante entre los 8 y los 12 por un vecino de confianza de su misma urbanización de su casa en Limerick, al sur de Irlanda.

Dolores explica que estos abusos son los culpables de sus múltiples problemas psicológicos, entre ellos la depresión y la anorexia que sufrió, y que le ha costado años de terapia poder intentar superarlo. De hecho, su canción Fee Fi Fo del álbum Bury the Hatchet (1999) habla explícitamente del abuso infantil.

La cantante cuenta que se ha decidido a contarlo, apoyada por sus hijos, porque cree que el amor y la comprensión de sus fans pueden ayudarla a superarlo: "Siento que me he quitado un gran peso de encima y que me va a ayudar mucho abrirme y confesárselo a toda la gente que compró mis álbumes y que me quiere”.

Diferentes organizaciones han felicitado el coraje que ha tenido O’Riordan para confesar el hecho. La directora del “Centro de Crisis por Violaciones” de Irlanda, Ellen O’Malley-Dunlop, ha declarado que el paso dado por O’Riordan servirá para animar a innumerables víctimas en todo el país a salir del anonimato y buscar ayuda: "Creo que ha demostrado tener un enorme coraje y generosidad al contarlo, porque cuando gente como ella habla sobre el terrible trauma al que se ha visto sometido anima a otros a hacer lo mismo".