Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

LOS MOVIMIENTOS LE ROMPIERON ALGUNAS VENAS

El 'headbanging' le provoca un coágulo de sangre en el cerebro a un fan de Motörhead

Un fan de origen alemán, ha tenido que ser tratado por un coágulo de sangre en el cerebro después de asistir a un concierto de la banda liderada por Lemmy Kilmister. Los médicos afirman que "Los bruscos movimientos dieron lugar a la ruptura de algunas venas"

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 22/10/2015 a las 18:00 horas

Lemmy Kilmister de Motörhead en concierto

Lemmy Kilmister de Motörhead en concierto / europafm.com

Un hombre de 50 años ha tenido que someterse a una operación para drenar el coágulo de sangre de su cerebro tras acudir con su hijo a un concierto de Motörhead. Todo apunta a que el aficionado se excedió en sus movimientos de cabeza o lo que es lo mismo, practicó vigorosamente headbanging.

Según los resultados analíticos, el accidente que sufrió el hombre en cuestión, no guardaba relación con ningún antecendente posible en su historial clínico. No obstante, parece ser que los síntomas surgieron justo después de asistir al concierto con su hijo.

El cabeceo o movimiento violento de la cabeza al ritmo de la música suele considerarse inofensivo y, hasta el momento, las únicos problemas asociados eran traumatismo cervical, disección de la arteria carótida o fracturas dentales, por lo que sería el primer caso de un hematoma cerebral crónico. Por otro lado, los especialistas destacaron que, "El riesgo de heridas por practicar ‘headbanging’ es muy bajo, pero si el paciente hubiera ido a un concierto de música clásica, esto no habría sucedido".

Debido a los constantes dolores de cabeza, el afectado recibió asistencia médica durante dos semanas después del evento. Finalmente, los doctores procedieron a la perforación de una parte de su cerebro para provocar el drenaje sanguíneo, con el fin de erradicar el dolor.