Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

¡OLE, OLE Y OLE!

Madonna abrirá una academia de flamenco

Madonna es una gran amante del flamenco. En los ochenta eligió un traje rojo de faralaes en su videoclip La isla bonita, y en su pasada gira MDNA se acompañó de una bailaora flamenca. Y todo le viene por la hermana de Esperanza Aguirre...

Redacción | Barcelona | Actualizado el 22/10/2015 a las 17:28 horas

Madonna en su MDNA Tour

Madonna en su MDNA Tour / Gtres

Desde hace más de una década la reina del pop es una confesa amante del flamenco. Es tal su admiración hacia este arte que quiere abrir una escuela en la ciudad de Los Ángeles, y de hecho ya está eligiendo a los que se convertirán en futuros profesores de la academia de baile y canto flamenco de la ciudad californiana.

Su afición le viene desde finales de los noventa, cuando Madonna pasó unos días en Madrid en los que combinó la diversión con el trabajo. Fue la hermana de Esperanza Aguirre, Piedad, quien celebró una fiesta flamenca en su casa, a la que asistió Madonna junto a Miguel Bosé, Pedro Almodovar, Rosario Flores y un grupo de amigos. Dicen que la americana disfrutó de la juerga hasta pasadas las cuatro de la madrugada y que entabló una buena amistad con Antonio Carmona.

Al día siguiente, la artista explicó que había quedado extasiada con el baile de Sara Baras y la magia de las canciones de La Barbería del Sur y de Ketama.

Madonna vestida de flamenca en 'La isla bonita'

También en los ochenta, hizo un guiño al flamenco al elegir un traje rojo de faralaes para interpretar el vídeo de su popular canción La isla bonita. Y el año pasado, en su gira mundial MDNA, estuvo acompañada por una bailaora flamenca.

En otra ocasión en la que pasó por España, no quiso perderse el espectáculo de Antonio Fernández Montoya, Farruco, con el que acabó bailando en medio de la pista ante la atónita mirada del resto de los presentes. Farruco, que hoy tiene 25 años, confesó entonces que si Madonna se había enamorado de su baile, él lo había hecho de su generosidad y su humildad.