Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

EL CANTANTE IBA ACOMPAÑADO POR SU NOVIA

Melendi es acorralado y amenazado por tres coches en la autovía

Melendi ha protagonizado este fin de semana una noticia que nos ha dejado helados. El pasado sábado tres vehículos acorralaron el coche que conducía el cantante junto a su novia a la altura del kilómetro 21 de la A-1. Según han confirmado fuentes de la Policía y de la Guardia Civil, los vehículos hicieron reducir la velocidad al cantante hasta los 20 kilómetros por hora  y se pusieron a amenazarle desde dentro de los coches.

Celebrities.es | Madrid | Actualizado el 23/10/2015 a las 09:06 horas

Melendi en el encuentro digital con Europa FM

Melendi en el encuentro digital con Europa FM / europafm.com

Sin palabras nos hemos quedado cuando nos hemos enterado de la rocambolesca noticia que ha protagonizado Melendi. El pasado sábado tres vehículos acorralaron el coche que conducía el cantante acompañado de su novia, Julia Nakamatsu.

Según han confirmado fuentes de la Policía y de la Guardia Civil los hechos tuvieron lugar a la altura del kilómetro 21 de la A-1, en San Sebastián de los Reyes. Sin previo aviso, tres vehículos acorralaron el coche de Melendi en plena autovía haciéndole reducir a unos 20 kilómetros por hora.

Después, y teniendo acorralado al cantante, bajaron las ventanillas y comenzaron a insultarle y amenazarle, llegando a pedirle incluso que parara el coche. Pocos minutos después aceleraron y se marcharon, así lo han confirmado las mismas fuentes.

Tras denunciar el hecho, varias patrullas se desplazaron hasta el lugar de los hechos e identificaron al cantante. De momento, Melendi no ha presentado denuncia alguna ni los autores de los hechos han sido identificados. Lo que sí sabemos es que el pasado mes de julio el artista presentó en la Comisaría de Tetuán una denuncia por amenazas. ¡Qué raro todo!