Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

AL RITMO DE HEAVY, POP Y MÚSICA CLÁSICA

La música mejora la fecundación in vitro

Para estimular los óvulos se ha utilizado música desde Like a Virgin de Madonna, I will survive de Gloria Gaynor y Billie Jean de Michael Jackson, hasta Master of puppets de Metallica, Back in Black de AC DC, pasando por Mozart, Beethoven y Bach.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 22/10/2015 a las 17:05 horas

Espermatozoides musicales

Espermatozoides musicales / Internet

La música amansa a las fieras y ahora también mejora la fecundación in vitro. Según un estudio del Institut Marquès las microvibraciones que provoca la música mejoran un 4,8% la tasa de fecundación in vitro de los óvulos en el laboratorio. En el experimento, los óvulos se dividieron en dos grupos y se cultivaron en dos incubadoras -una con música y otra convencional- y el primer grupo alcanzó una tasa de fecundación del 4,8%.

La doctora López-Teijón lo considera un gran logro porque en España hay un 20% de mujeres que necesitan ayuda médica para ser madres, de los que un 17% son parejas y un 3% madres solteras, cifras que se explican porque cada vez se tienen hijos más tarde y porque la calidad del semen es peor.

MÚSICA LAS 24 HORAS
Los investigadores expusieron los óvulos a tres tipos de música de dos a cinco días durante 24 horas: música pop -a 80 decibelios-, heavy -84- y clásica -67-, con una selección de temas "aleatoria", puesto que no sabían cómo iba a influir la música en el experimento.

Para estimular los óvulos se han utilizado música desde Like a Virgin de Madonna, I will survive de Gloria Gaynor y Billie Jean de Michael Jackson, hasta Master of puppets de MetallicaBack in Black de AC DC, pasando por MozartBeethovenBach.

"Parece que las células bailen", ha dicho la doctora al mostrar el vídeo de una incubadora con altavoces que reproducía la canción You're My First My Last My Everything de Barry White, un sistema también inédito que permite que los padres vean la evolución del embrión, lo que ayuda a reducir su ansiedad.