Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EL CANTANTE YA HABÍA AMENAZADO CON HACERLO

Una pelea entre Justin Bieber y Selena Gomez por la nueva novia del cantante acaba con su Instagram cerrado

Ha estallado la guerra entre Justin Bieber y Selena Gomez, después de que ella comentara el post en el que él pedía respeto para los haters que criticaban las fotos con la que parece ser su nueva novia, Sofia Richie.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 16/08/2016 a las 16:30 horas

Selena Gomez y Justin Bieber

Selena Gomez y Justin Bieber / Getty

Parece ser que el veranito va a acabar mucho más calentito de lo que esperábamos en la costa oeste de los Estados Unidos. Y es que casi de la nada, sin previo aviso, ha surgido un nuevo foco de polémica al más puro estilo culebrón del que tenemos que hacernos eco: Justin Bieber y Selena Gomez han tenido una buena pelea a través de Instagram.

Todo empezó cuando el cantante de Sorry colgó un post en su perfil de Instagram un tanto amenazante, en el que aseguraba que "haría su Instagram privado si no paraban todo este odio", además de señalar que si realmente eran fans del cantante "deberían respetar a la gente que le gusta". Lo más curioso de todo es que este post estaba acompañado de un selfie con Sofia Richie, con lo que se trataría de una confirmación oficial de su relación (ya que en el texto hablaba de personas que LE GUSTAN).

Todo parecía quedarse en una simple amenaza, hasta que apareció Selena Gomez en escena. Puede que movida por los celos, la cantante contestó en la misma fotografía que "si no puedes soportar el odio entonces no deberías colgar imágenes con tu novia. Debería ser algo especial solo entre vosotros dos. No te enfades con tus fans, ellos te quieres y estaban ahí antes que nadie".

Justin Bieber se sintió atacado ante estas duras palabras y pasó a la acción con el siguiente comentario: "es gracioso ver a gente que me ha utilizado para llamar la atención seguir apuntando el dedo hacia esa dirección. Triste. Con amor. No soy nadie para recibir odio. Espero que todos podáis ser amables con mis amigos y con los otros. Y si, quiero a mis beliebers".

Pero Selena Gomez no pudo reprimirse y saltó ante este nuevo ataque: "es gracioso ver a personas que te han engañado en múltiples ocasiones señalan a las que han perdonado y apoyado. Triste. Con amor", haciendo referencia a las múltiples infidelidades que el cantante habría cometido durante su relación sentimental.

El resultado de la guerra abierta: Justin Bieber ha ido más allá de su amenaza y ha eliminado definitivamente su cuenta de Instagram, así que se acabó eso de conocer un poco más la vida privada del cantante de primera mano (por el momento).