Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

ESPECTACULAR SHOW CON ENTRADAS AGOTADAS

Adele consigue emocionar Barcelona con su impresionante directo (con momento embarazoso incluido)

Barcelona ha vibrado junto a Adele en su primer concierto en la ciudad condal de la nueva gira mundial, en el que no solo impresionó con su música en directo, sino que tuvo algunas confesiones embarazosas, se hizo selfies con sus fans e interactuó con su público, que se mostró entregado en todas y cada una de las canciones de la artista.

>> Adele disfruta de la gastronomía barcelonesa antes de su concierto

>> ¿Cómo se da cuenta Adele de todo lo que pasa en sus conciertos? Tenemos algunas teorías...

Alex Vilalta | Barcelona | Actualizado el 25/05/2016 a las 11:46 horas

Adele durante su show en Barcelona

Adele durante su show en Barcelona / europafm.com

Este es un mensaje para todos los que tenéis entradas para ver a Adele en su segundo concierto en Barcelona: sois unos auténticos afortunados. Y es que la cantante ha pisado la ciudad condal dejando una inmensa huella en su primer gran concierto en España. Su sentido del humor, su show en directo, su proximidad con el público y su increíble voz perfectamente afinada han llenado todos los rincones del enorme Palau Sant Jordi dentro de su gira mundial Adele Live 2016.

Con una estricta puntualidad británica, Adele ha dicho 'Hello' a los 18.000 asistentes llegados de diferentes partes de España y que llevaban horas haciendo cola en la entrada del recinto. Y la cantante ha llegado con los deberes hechos: antes del concierto se pasó por en restaurante Montbar para probar la gastronomía local. Porque por todos es sabido que con el estómago lleno se actúa mucho mejor.

Sobre el escenario hemos podido ver a una Adele muy cómoda, cercana y divertida. Constantes han sido las interacciones que la cantante hace con el público, incluso haciendo subir a algunos elegidos para poder fotografiarse con ella. De hecho, la cantante no ha podido resistirse a hacer una ronda posando en el escenario central para que todo el mundo pudiera hacerse un selfie con ella.

El concierto ha ido avanzando y el sentido del humor del que ya nos tiene acostumbrados no ha faltado en el espectáculo. Para empezar, la cantante ha reconocido que su repertorio no se caracteriza por canciones demasiado alegres, y ha bromeado con que si alguien esperaba encontrar canciones animadas, se había equivocado de show.

Además, Adele recordó entre risas su última visita a España, en la que se había pasado la mañana de resaca por haberse pasado con las copas la noche anterior y haber acabado destrozando la habitación del hotel dejándola manchada de vino. ¡Momento embarazoso!

Pero si algo ha caracterizado el espectáculo de Adele ha sido la palabra música en mayúsculas. Y es que más allá de una puesta en escena, en la que se han incluido trampillas, lluvia en el escenario y hasta incluso alguna desaparición, el show de la cantante destaca por su increíble talento sobre el escenario. Y no únicamente por su voz perfectamente afinada, sino también por la música en directo, que incluía hasta un grupo de violines que le han dado una extraordinaria musicalidad al concierto.

El momento más mágico de la noche ha llegado con la interpretación de Someone Like You, himno de la cantante que ha dejado de cantar hasta en dos ocasiones para dejar que todo el Palau Sant Jordi hiciera a coro la canción, creando un momento único y especial en una noche que será recordada por muchos.

play

Por cierto, estando presentes en el concierto nos hemos reafirmado en nuestra teoría de que Adele ve todo lo que sucede en sus shows. ¿Tendrá de verdad contratados a sus drones espías?