Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Pink pone patas arriba Barcelona

Pink pone patas arriba Barcelona

europafm.com |  | Actualizado el 22/10/2015 a las 15:51 horas

Pink durante su estreno en la sala Luz de Gas de Barcelona

Pink durante su estreno en la sala Luz de Gas de Barcelona / europafm

Es todo un icono del girl power. Chica dura y sexi a la vez, la cantante estadounidense Pink cuenta con miles de fans que, ante la oportunidad de ver a su ídolo por primera vez en España, no se lo pensaron un momento, cogieron el saco de dormir y pasaron la noche del domingo a las puertas de la sala barcelonesa Luz de Gas. Todo para ver de cerca a la que consideran "la más auténtica de las pop stars", que ayer presentó su último trabajo, Funhouse, en uno de los secret show que organiza la web Myspace. Las entradas, gratuitas, se conseguían a través del portal aunque solo accedieron las primeras 800 personas que acudieron al local.

Entre los fans se encontraban los extriunfitos Soraya y Toni Santos y el grupo Sidonie, que tampoco quisieron perderse el primer y único concierto de la cantante en España. Aunque sin necesidad de pasar la noche al raso, también asistieron el ilustrador Jordi Labanda, el actor del musical Què Roger Berruezo, la extenista Conchita Martínez y algunos futbolistas del Espanyol. Entre los invitados cuya presencia estaba prevista se encontraban también el actor porno Nacho Vidal y Dolo Beltrán, vocalista de Pastora.

Denis Sánchez, de 18 años, fue la primera en entrar en la sala. Llegó a las 21.30 horas del domingo con su novio y escribió un número 1 en su mano; de esta forma guardaron los turnos durante todo el día de ayer. Pasaron la noche del domingo con un saco de dormir y una guitarra. Cuando el novio de Denis se fue a trabajar, ella se quedó guardando la cola con Raquel Hurtado y su novia, Irene. Madrileñas de 23 años, recorrieron 700 kilómetros en coche para ver a la cantante, a la que siguen desde que escucharon Stupid girls. "Lo más emocionante es que estaremos a un metro de ella. Es diferente a las demás, es auténtica. Es increíblemente sexi sin ser un típico producto comercial, una rockera de verdad. Sus shows son divertidísimos y además es una mujer de hoy en día, guerrera y reivindicativa, dicta sus normas y eso es muy inspirador". Tanto, que en mayo cogerán un avión a Londres para verla.