Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

REM sorprende en un concierto demoledor en su primera actuación en España

REM sorprende en un concierto demoledor en su primera actuación en España

europafm.com |  | Actualizado el 22/10/2015 a las 15:50 horas

REM en Murcia

REM en Murcia / europafm

El veterano Michael Stipe enganchó al inicio del concierto con referencias contra la administración Bush en temas como Man Sized Wreath, si bien el público vibró con preferencia con sus temas más conocidos, como cuando a los 20 minutos sonó Drive, y ahí empezó a tararear las letras.

El grupo impuso un ritmo trepidante con temas que apenas pasaron de los tres minutos en un concierto de más de dos horas en el que el final de fiesta fue lo mejor, cantando el cumpleaños feliz, con tarta incluida, al batería Bill Rieflin, poco antes de los bises iniciados con Supernatural Superserius, single de su último trabajo en el que se toca el tema de las locuras de adolescencia. Tras él sonaron Losing my religion, que levantó a toda la plaza, It's the end of the world as we know it (And I Feel Fine), y Man on the moon, con el que se despidieron. El tema Orange Crush, de referencias a Vietnam y que esta noche interpretaron con esa atmósfera antimilitar que caracteriza a este grupo de Athens (Georgia), fue el momento apoteósico, con Stipe cantando con megáfono.

Scott McCaughey, el fichaje de esta gira, es un músico versátil que tanto coge la guitarra como el bajo o toca el piano, y que no para de saltar, y su energía contrastaba con el distanciamiento del resto de miembros de la banda. El público, la mayoría de mediana edad, prefirió los temas de su primera época, aunque el repertorio se centró por completo en su último trabajo, y así se dio la circunstancia que Drive 8 o Don't go back to Rockville, cantando por el bajista Mike Mills, que llevaba un sombrero vaquero, movió al inicio más al respetable que las canciones de Accelerate. Peter Buck no cesó de cambiar de guitarras en todo el concierto, de su Rickenbaker a la Fender, y sus solos a veces hacían recordar al Neil Young más eléctrico.

La gira mundial está tocando a su fin y ese cansancio se aprecia, pero también se desvela que los músicos disfrutan con la actuación, y así el cantante Michael Stipe bajó en varias ocasiones al ruedo para aproximarse a un público completamente entregado. El concierto tuvo colofón de oro con Losing my religion, el tema estrella del disco Out of time (1991), un trabajo que vendió diez millones de copias en los 90 y su mayor éxito hasta el momento. La gira, que tiene como teloneros al grupo independiente We Are Scientists (WAS), concluirá en octubre en Estambul, México y Texas. Este gran concierto, con tres cuartos de entrada, fue una apuesta de la Consejería de Cultura de Murcia para intentar que la ciudad esté en el circuito de grandes capitales, y así junto con Madrid, donde actuarán mañana, son las dos únicas ciudades donde actuará R.E.M. en esta gira de 2008 con la que pretenden volver a estar en las listas de éxitos.