Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EVITAR EL CONSUMO CON EL ESTÓMAGO VACÍO

Un estudio revela por qué no es bueno para la salud tomar zumo de naranja por la mañana

Los científicos aseguran que el consumo de zumo de naranja en el desayuno podría ser perjudicial para la salud, ya que tomado con el estómago vacío podría alterar las bacterias intestinales beneficiosas.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 04/04/2018 a las 10:35 horas

El zumo de naranja es malo si se toma en ayunas.

El zumo de naranja es malo si se toma en ayunas. / Pexels

Al parecer hemos vivido toda nuestra vida engañados, porque un estudio publicado en Estados Unidos ha revelado que beber zumo de naranja por la mañana no es bueno para la salud. El motivo es que el zumo, al ser consumido con el estómago vacío, puede "abrumar" al sistema digestivo y alterar las bacterias intestinales beneficiosas. Esto se debe a que el zumo de naranja posee niveles muy elevados de fructosa, un tipo de azúcar que llega rápidamente al intestino delgado.

A primera hora de la mañana, cuando el estómago está completamente vacío, el intestino delgado no puede procesar grandes cantidades de fructosa, y esta pasa al intestino grueso. Una vez allí, este tipo de azúcar entra en contacto con las bacterias intestinales "buenas". Unas bacterias que no está preparadas para procesar azúcar; motivo por el cual, según los científicos, podría tener efectos negativos para la salud.

via GIPHY

La investigaciones realizadas con ratones han revelado que el intestino delgado es el responsable de procesar la fructosa y que lo hace mucho mejor cuando esta se consume después de una comida. El propio autor de este estudio, Joshua Rabinowitz, asegura que "alimentar a los ratones antes de la exposición al azúcar mejoraba la capacidad del intestino delgado para procesar la fructosa y eso protegía el microbioma del intestino grueso de la exposición al azúcar".

Por lo tanto, debemos controlar el consumo de azúcares con el estómago vacío e ingerirlos preferentemente, y en cantidades moderadas, después de las comidas.

Últimas Noticias