Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

ES IMPORTANTE DESCANSAR

12 trucos fáciles para poder dormir en una noche calurosa

El calor ha llegado y parece que lo ha hecho para quedarse durante los próximos meses. Probablemente lo peor del verano son las calurosas noches en las que a uno le cuesta dormir, algo muy importante para la salud. Es momento de que descubras 12 trucos muy sencillos que te ayudarán a coger el sueño y a descansar.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 19/06/2017 a las 15:43 horas

¿Por qué dormir es la mejor solución a todos tus problemas?

¿Por qué dormir es la mejor solución a todos tus problemas? / Cosmopolitan

Cuando llega el calor y estamos a las puertas del verano, empiezan las noches de insomnio, donde aunque dejes la ventana abierta, te pasas la mitad del tiempo buscando la parte más fresca de la cama.

Es evidente que descansar es muy importante, así que lo mejor es conocer algunos trucos que te ayuden a dormir bien en esas noches en las que el calor se apodera de todo.

1. Mejor tápate un poco

No decimos con una manta ni con una sábana, sabemos que eso es imposible para muchos. Lo que es recomendable es dormir con un pijama de algodón para asegurarse de que no dejamos ni un rastro de sudor en nuestro cuerpo y de que este respira.

2. Un poco de agua a tus sábanas

Si no te importa mojarte la piel un poco, humedece la ropa de tu cama para enfriarla y sentir que el cuerpo se refresca con ella. Eso ayudará a paliar el calor tan sofocante que nos atrapa todas las noches.

3. Haz lo mismo con las cortinas

Primero mojamos las cortinas y después las dejamos echadas ante la ventana abierta para que la brisa que pasa a través de ella pueda llegar más fresquita hasta la cama. Con ello, tendremos un aire parecido al del ventilador pero sin el sonido tan molesto que nos impide descansar.

4. Apaga todo lo que puedas

Desconecta los cables de los enchufes. Además de ahorrar en energía, las tomas de corriente cuando están en pleno funcionamiento desprenden mucho calor, por lo que es mejor despejar el ambiente desenchufando todo antes de irnos a dormir.

5. Congela un poco de arroz

¿Cómo va a servir esto para poder dormir mejor? Sabemos que suena raro, pero es de lo más efectivo. Si ponemos arroz en un calcetín (mejor que sean deportivos para que los granos no se queden pegados) y después lo congelamos, lo podremos usar para refrescarnos. Colocando este invento en los lugares donde se encuentre el pulso como en la muñeca o en los tobillos, tendremos un resultado más efectivo.

6. Vigila con lo que bebes

Ya nos lo dicen los expertos: mejor no beber antes de ir a dormir. Si lo hacemos, puede interrumpir nuestro descanso y despertarnos para hacer un viajecito al baño. En lugar de echar un trago, mejor guardar una botella congelada al lado para poder usarla si el calor no nos permite cerrar los ojos.

7. Enfría la ropa de tu cama

¿Cómo? Pues muy fácil, bien dobladita y directa al congelador. Si no te ha servido humedecerlas, esta es la solución perfecta. Déjala unos minutos dentro, tampoco nos pasemos con el tiempo que sino no la podremos usar.

8. No compartas cama

Probablemente nuestras abuelas nos dirían que está mal, pero en esta época del año es mejor ser un poco mal educados y no compartir la cama. Si estamos solos, no tendremos que soportar el calor que emana el otro cuerpo y tendremos más espacio para buscar aquel rincón que aún no haya sido atacado por el calor.

9. Colócate en el nivel más bajo posible

El aire caliente se acumula por arriba, así que si nos tumbamos en un punto más bajo podremos evitar un poco ese bochorno que se respira en las alturas.

10. Refresca tus muñecas o tobillos

Antes de meterte en la cama, puedes mojarte con agua fría las muñecas y los tobillos. Esto ayudará a que baje tu temperatura corporal.

11. Coloca un cuenco con hielo enfrente al ventilador

Con esto ayudarás a que el aire del ventilador sea menos caliente y por lo tanto, refresque mucho más la habitación.

12. Mantén las persianas bajadas durante el día

Si durante las horas de más calor mantienes las persianas y cortinas cerradas, conseguirás que la habitación no se recaliente y así la temperatura será más baja.

Últimas Noticias