Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN EL PROFGRAMA RUNNING WILD WITH BEAR GRYLLS

Nick Jonas saca su lado más aventurero para cruzar un lago helado… ¡En ropa interior!

Por todos es sabido el carácter de Nick Jonas y su amor por la naturaleza y el aire libre, pues bien, el cantante ha tenido “dos tazas” de vida salvaje en su aventura con Edward Michael Grylls, más conocido como Bear Gryll, presentador y aventurero al que aquí vimos por primera vez en acción en el programa El Último Superviviente.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 03/08/2016 a las 19:15 horas

Nick Jonas en el programa Running Wild with Bear Grylls

Nick Jonas en el programa Running Wild with Bear Grylls / YouTube

Nick ha participado en una edición del programa Running Wild with Bear Grylls, que se trata de repetir el formato de El Último Superviviente, pero con famosos. Actrices como Kate Winslet o Kate Hudson, el mismísimo Barack Obama y ahora también Nick Jonas entre otros, han caído en las garras de Bear Grylls, dejándose guiar a través de la naturaleza más salvaje.

Uno de los momentos más llamativos del programa con el cantante, ha sido cuando ambos se han quedado en calzoncillos (a juego ¿?) para cruzar un lago parcialmente helado, que a simple vista no tenemos claro si habría sido más fácil rodearlo, aunque eso sin duda era mucho menos emocionante

Después de atravesar como valientes las heladas aguas, llegó el momento más complicado para ambos, pero especialmente para Nick. El cantante es diabético y es muy importante que mantega activa la circulación de sus pies. Por eso, al decirle a Bear que se estaba quedado helado, el aventurero no dudó por un instante en masajearle los pies e incluso ponerlo debajo de sus antebrazos para calentarlos con su cuerpo. Desde luego, no sé si habría sido mejor rodear el lago o no, pero ese momento de amistad ¡bien vale un chapuzón helado! No te pierdas el momentazo: