Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN UN CONTROL DE ALCOHOLEMIA

Condenan al chico de ‘pim, pam, toma lacasitos’ por agredir a 3 guardia civiles

Ares G., más conocido como el chico de "pim, pam, toma lacasitos", acudió el pasado lunes a juicio después de agredir a 3 agentes en un control de alcoholemia. El joven no conducía, pero eso no le impidió liarse a puñetazos con las autoridades.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 08/06/2017 a las 10:00 horas

El chico de 'pim, pam, toma lacasitos' durante el programa de televisión

El chico de 'pim, pam, toma lacasitos' durante el programa de televisión / Agencias

El valenciano saltó a la fama hace ya 7 años, cuando un programa de televisión le encontró en un control de alcoholemia y captó su atención rápidamente. Y la verdad es que el show no se equivocó, ya que sus espontáneas frases "pim, pam, toma lacasitos" y "viva España, viva el rey, viva el orden y la ley" lo catapultaron hacia lo más alto. Sus intervenciones se volvieron virales y pronto fueron recurrente en varios programas de humor de la televisión.

Ares G. parece ser un imán para las autoridades, ya que hemos vuelto a saber de él debido a un control de alcoholemia. Ironías del destino. El chico, que parece dejarlo todo en las noches de juerga, compareció ante el juzgado de lo Penal de Valencia el pasado lunes para prestar declaración sobre lo sucedido el 9 de agosto de 2015.

Él y un amigo suyo se disponían a regresar a casa después de una larga velada cuando el conductor, que en este caso era su compañero, realizó una maniobra peligrosa al intentar un giro prohibido. El control se realizó en la carretera N-332 a la altura de la población de Favara, Valencia, y no concluyó como los guardia civiles esperaban. Después de que el alcoholímetro mostrara una tasa de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire respirado, más del doble de lo reglamentario, los chicos se abalanzaron sobre los agentes mientras les insultaban.

El valenciano aceptó su culpabilidad en el juzgado y ha sido imputado por delito leve de lesiones y resistencia a la autoridad. Por ello, deberá pagar una multa de 540 euros por el primer cargo y 1.080 euros por el segundo. Su amigo el conductor será penalizado por los mismos delitos y de la misma manera, aunque además se le ha retirado el carné durante un año.

Últimas Noticias