Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

ADICTO A LOS DULCES Y A LAS HAMBURGUESAS

La increíble historia del hombre que salvó su vida dejando la comida basura

Los médicos advirtieron a Mark Gent que si no cambiaba algunos hábitos alimenticios, su vida corría peligro y podía llegar a morir por sobrepeso y otros problemas de salud.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 11/03/2017 a las 19:00 horas

 Un hombre cambia radicalmente su imagen tras un año sin comer comida basura

Un hombre cambia radicalmente su imagen tras un año sin comer comida basura / MEN WS

La vida de Mark Gent nunca ha sido fácil. Este británico fue atropellado por un autobús y, tras 28 operaciones y varios años sin poder moverse, con 13 años, empezó su calvario. Y es que según ha confesado en una entrevista en The Mirror, no tenía ningún interés en nada, llegaba a casa, se dormía en el sofá y así hasta el día siguiente que se iba a trabajar. Además, su adicción a la comida basura tampoco le ayudaba a tener una vida saludable.

Durante mucho tiempo, Gent, que ahora tiene 54 años, se alimentó a base de hamburguesas, dulces y podía llegar a beber litros de refresco diariamente. Y si fuera poco, en su desayuno no faltaba una barra de pan entera, un pastel y patatas fritas a media mañana. Básicamente llevaba una alimentación muy poco equilibrada que acabó causándole problemas de salud como el sobrepeso, algo que los médicos le advirtieron y le aseguraron que si no comenzaba una dieta, podía morir.

Tras la noticia de los especialistas, Gent decidió renunciar a todo tipo de comida basura y confiesa que es lo mejor que ha podido hacer, que no extraña ese tipo de alimentación y que sus gustos han cambiado. También es realmente sorprendente que empezó a perder dos tercios de su peso sin realizar ninguna actividad física. Aunque, Mark fue al gimnasio durante un tiempo para acabar de perder los últimos kilos antes de conseguir un peso saludable.

Gent asegura que le da "vergüenza haber desperdiciado tantos años" y que lloró antes de comerse su última hamburguesa. Actualmente, su comida favorita es la col roja y las zanahorias. Y ha cambiado la comida basura por una alimentación y hábitos saludables, además come dos pepinos al día ya que "son excelentes para la piel y el sistema inmunológico", señala Gent.

Últimas Noticias

Ranking de artistas