Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN AUSTRALIA

Una mujer se queda embarazada dos veces en 10 días teniendo solo una relación sexual

La Naturaleza a veces nos sorprende y nos hace creer que la realidad supera a la ficción. Prueba de ello es el caso de una mujer que se ha quedado embarazada dos veces en tan solo diez días pero lo más extraño de todo esto es que ella asegura haber mantenido una única relación sexual. ¿Cómo es posible?

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 27/07/2017 a las 21:19 horas

Los hijos de Kate Hill

Los hijos de Kate Hill / Daily Mail

En Brisbane, la tercera ciudad más grande de toda Australia, es donde viven los protagonistas de este caso que ha dejado con la boca abierta a medio mundo. Nos estamos refiriendo a la pareja formada por Kate Hill y a su marido, Peter, que han conseguido hacer realidad su sueño de formar una familia y tener hijos de una manera absolutamente curiosa. Desde hace mucho tiempo el matrimonio se encontraba buscando la manera de tener un bebé. Sin embargo, los problemas de ovulación que se le habían diagnosticado a Kate dificultaban enormemente el que se quedara embarazada de manera absolutamente natural.

Por ese motivo, tras intentarlo durante un tiempo, se pusieron en manos de profesionales médicos para así hacer realidad su sueño. Y encontraron la solución perfecta en un tratamiento de reproducción asistida.

De esta forma, Kate se quedó embarazada de mellizos. Hasta aquí todo normal. Lo más curioso es cuando, diez días después, la mujer acude a una cita médica y el médico le dice que ha vuelto a quedarse embarazada.

La historia se complica todavía más porque Kate asegura a Today Tonight, en declaraciones recogidas por Daily Mail, que ella y su marido sólo mantuvieron relaciones sexuales una vez. Por lo que el esperma del padre esperó hasta 10 días para fecundar un nuevo óvulo, algo extraordinario.

Por desgracia la pareja perdió a uno de los bebés al principio del embarazo. A principios de año nacieron los bebés y desde entonces se han convertido en el centro de todos los mimos de la familia.