Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN TWITTER

La publicidad machista de un gimnasio de Madrid provoca la indignación de los usuarios del metro

Una conocida cadena de gimnasios ha decidido basar su estrategia publicitaria en postergar a la mujer como principal reclamo de los hombres que acuden a ejercitar su cuerpo a estos establecimientos. La campaña ha desatado la ira de las redes sociales.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 14/01/2018 a las 15:01 horas

Una temporada con los cachas del gimnasio

Una temporada con los cachas del gimnasio / Pixabay

Twitter es ese lugar en el que cualquier usuario puede denunciar situaciones que le parezcan injustas y/o fuera de lugar. Así, la red social se ha convertido en los últimos años en una especie de altavoz para los ciudadanos de a pie. Eso sí, en Twitter también suceden cosas buenas. Desde aquí esperamos que la conmovedora petición de trabajo de un joven gaditano en Twitter de resultado.

Pues bien, la última polémica en la red social está protagonizada por la cadena de gimnasios 'Basic Fit', que han empapelado las vallas publicitarias del metro de Madrid con un anuncio que ha indignado a muchos.

El gimnasio se promociona con la recreación de una conversación de WhatsApp entre dos hombres. Uno le pregunta a otro si sigue en Tinder (la red social de citas por excelencia), a lo que el amigo responde que no, porque como entrena en 'Basic Fit', "tiene un rollo en cada gym". La cadena tiene distribuidos por Madrid un total de 26 establecimientos. Suponemos que este chaval va cambiando de gimnasio en gimnasio según el ligue que le apetezca ver. De película. Además del mensaje hacia las mujeres, esa necesidad entre hombres de demostrar la "masculinidad" constantemente solo por el hecho de ligar mucho o poco crea una "presión" en otros hombres que no debería de existir.

La publicidad, que resulta denigrante para las mujeres ya que las "define" como el principal reclamo del gimnasio, ha indignado a muchas, que consideran que el anuncio las "trata como mercancía".

 

 

 

 

 

La respuesta de la cadena de gimnasios deja mucho que desear: "El machismo está en los ojos de quien lo ve".

 

Poco después, la empresa publicó un mensaje en el que asegura que retirarán la campaña.

 

Últimas Noticias