Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

NUEVO ÁLBUM CONJUNTO A LA VISTA

Beyoncé y Jay Z se han estado riendo de nosotros en nuestra cara mientras nadan en un mar de dólares

Una misteriosa campaña publicitaria ha aparecido en los últimos días en Nueva York, generando una gran expectación entre quienes la han visto. Nosotros tenemos la prueba de que podría ser la última de Beyoncé y su marido Jay Z, que se habrían reído de nosotros con la publicación del exitoso (y muy beneficioso para la pareja) Lemonade.

Álex Vilalta | Barcelona | Actualizado el 13/10/2016 a las 16:54 horas

Por todos es sabido que Beyoncé tiene uno de los mejores equipos de marketing del mundo tras sus espaldas. Sus milimetradas apariciones públicas o la forma tan original y curiosa en la que la cantante anuncia grandes acontecimientos o lanza sus álbumes la han convertido en una de las artistas mundialmente más rentables. Y quizás por ello, las cabezas pensantes tras Queen B pensaron que inventarse un buen culebrón serviría para aumentar las vendas de su último trabajo de estudio. Y así ha sido. Y es que cada vez tenemos más claro que la presunta crisis matrimonial derivada de una infidelidad de Jay Z que cuenta Lemonade, el último álbum de Beyoncé, es una patraña digna de un culebrón inventada para que el morbo acabe llevando a medio planeta a comprar el disco.

Cuando a mediados de abril pudimos conocer el contenido de Lemonade, la letra de alguna de las canciones daba a entender que Beyoncé se encontraba especialmente dolida por las repetidas infidelidades que su marido Jay Z habría cometido durante los últimos meses. ¡Incluso empezó una caza de brujas para encontrar a la traidora ‘Becky with teh good hair’ que habría puesto en peligro al matrimonio más poderosos de la industria musical! Pero a pesar de que los rumores de divorcio iban en aumento, propiciados por minuciosas apariciones en público en solitario, ellos mismos se encargaron de hacer bajar el ‘suflé’ con sus declaraciones. Primero la letrista de Beyoncé dijo que se trataba de una historia inventada para dar un hilo conductor al álbum, luego la pareja vivió unas vacaciones de ensueño en un carísimo yate en el Mediterraneo y ahora ambos se han mostrado muy cariñosos y románticos encima del escenario del último concierto de la gira Formation World Tour.

¿Pero realmente ha salido rentable montar todo este tinglado? Parece ser que sí, ya que las cifras que ha conseguido la cantante son espectaculares. En tan solo cuatro meses Queen B ha conseguido vender 1,6 millones de copias de Lemonade, lo que podemos traducir en un ingreso de 1,5 millones de dólares que de dirigen directamente a las arcas de la pareja. Ademas, la plataforma Tidal, propiedad de su marido y en la que se publicó el álbum de forma exclusiva, ganó con este lanzamiento 1,2 millones de nuevos suscriptores. Sin lugar a dudas, el nuevo álbum de Beyoncé ha generado una enorme expectación, demostrando de nuevo que el morbo, aunque sea en forma de canción, mueve y mucho.

Además, el Formation World Tour ha llevado a Queen B a estar a puntito de batir el récord de la gira internacional de una cantante femenina más grande del planeta, generando un beneficio de 210 millones de dólares tras toda la venta de tickets, 123 millones de los cuales como ingreso neto.

Pero agotada la máquina de hacer billetes de Lemonade, hay que buscar otra forma de sacarle jugo a su inmenso talento musical. Y todo apunta a que una campaña publicitaria que misteriosamente ha aparecido por las calles de Nueva York tendría la clave sobre el futuro de la pareja. Y es como podemos ver en las imágenes, una tipografía rosa sobre un fondo negro, algo que ya utilizó en 2013 la cantante, muestra la frase ‘What’s Next’, que significa ‘¿Y ahora qué?’, junto a la fecha 12/12/2016.

Este anuncio habría desatado los rumores sobre algo de lo que ya hablamos en Europa FM.la pareja estaría planeando publicar un disco conjunto antes de acabar el año. La razón de este segundo álbum en tan solo unos meses sería única y exclusivamente la de ganar dinero con la venta física del disco más la probable gira conjunta que ambos estarían planeando hacer.

Y pese a que me alegro mucho por la noticia, me lleva a reflexionar sobre si realmente Beyoncé y Jay Z sienten estima hacia sus fans o solamente se mueven hacia la dirección donde se encuentra el dólar. Y esto es una muestra de que ambos se han estado riendo en nuestra cara mientras especulábamos sobre la posible infidelidad del rapero hacia su mujer: al final resulta que si ha habido los cuernos, no les ha importado lo más mínimo, ya que Lemonade no ha sido un álbum en el que Queen B ha mostrado cómo se sentía, sino una perfecta y pegadiza muestra del marketing más puro. ¿Venderán ahora su reconciliación?

Ranking de artistas