Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

CELEBRITY MANAGER

¿Cómo hacen sus necesidades los fans de Justin Bieber que llevan un mes de cola?

El cantante canadiense Justin Bieber ha aterrizado esta misma semana en nuestro país, y nos hemos plantado en el Palau Sant Jordi para visitar a los miles de fans que hacían cola para ver a su ídolo de cerca. ¿Estarían nerviosos por ver a su ídolo? ¡Diviértete con sus respuestas!

Álex Vilalta | Barcelona | Actualizado el 24/11/2016 a las 17:11 horas

Aún no podríamos considerarlo un adulto en todo su esplendor, pero el cantante canadiense Justin Bieber ya se ha convertido en un ídolo de masas. Una muestra de ello es que para los conciertos que esta misma semana ha celebrado en Madrid y Barcelona el cantante, sus fieles beliebers han estado acampando durante más de un mes, pasando frío, soportando inclemencias meteorológicas y teniendo que planificar hasta sus necesidades fisiológicas. Así pues, hemos cogido una cámara y nos hemos acercado al Palau Sant Jordi para ver cómo se encuentras las seguidoras del cantante horas antes del concierto. ¡Vais a flipar!

Una de las mayores incógnitas sobre las personas que hacen cola para ver a sus ídolos en concierto es saber cómo realizan sus necesidades diarias. Y no solamente nos referimos a seguir con sus obligaciones (normalmente se basan en estudiar), sino que también nos referimos a asearse y a ir al baño. Y un grupo de seguidoras no duda en despejar la incógnita: “por Justin Bieber apretamos el culito y no vamos al baño”, aseguran. Eso sí, no se pasan un mes acampando en las inmediaciones del estadio como si de un camping se tratara. Cada mañana deben desmontar la tienda y hacen turnos de “guardia” para mantener las primeras posiciones en la cola. Aunque hay que confesar que no se trata de una experiencia agradable, ya que las penurias meteorológicas hacen que la larga acampada solamente valga la pena con el hecho de poder ver a Justin Bieber de cerca.

Por ello, probablemente, muchos de los asistentes han tenido que luchar contra sus padres para poder asistir al concierto. Y debido a que la media de edad era bastante inferior a los 18 años, no es de extrañar poder encontrar muchos padres resignados haciendo cola con sus ilusionados hijos. “Como cantante no lo sé, pero como persona no me gusta. Si fuera mi hijo le diría un par de cosas” asegura una madre, que me confiesa que preferiría estar viendo a Serrat.

En lo que sí parecen estar todos de acuerdo es en que el cantante no está pasando por un buen momento personal. El puñetazo que propinó a un seguidor justo antes del concierto tan solo es la última de las muchas polémicas que Justin Bieber ha protagonizado en los últimos meses. Pero también es cierto que sus fans vienen decididos a hacerle levantar el ánimo: pancartas y carteles con mensajes de apoyo inundan la cola del Palau Sant Jordi con el objetivo de alzarlas mientras el cantante interpretara Live Is Worth Living, una de sus baladas más emotivas, y conseguir levantar el ánimo del artista, que ha llorado encima del escenario esta misma semana. Eso sí, si hay algo que domina entre los que hacen cola para entrar al concierto de Justin Bieber es ilusión, un sentimiento que se expresa de diferentes maneras: nervios, inquietud, felicidad, risa incontrolable o unas ganas tremendas de cantar todos y cada uno de los exitazos del cantante. Aunque claro, algunos lo hacen con más ganas (y talento) que otros…