Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

MÁS DE 250 PERSONAS FUERON DESALOJADAS

Desalojan una boda que empezó el domingo y se les fue de las manos

Más de 250 personas tuvieron que ser desalojadas de un restaurante de Pamplona, la boda se les fue de las manos.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 25/01/2017 a las 19:46 horas

Más de 250 personas fueron desalojadas por la policía

Más de 250 personas fueron desalojadas por la policía / Facebook

Una boda multitudinaria que se celebró el domingo 22 de enero en Pamplona ha arrastrado a parte de sus invitados hasta una fiesta que se ha alargado hasta este lunes y que ha pulsado el 'stop' de la marcha gracias a la necesaria intervención policial. Más de 250 personas, más bien rondando las 300, han tenido que ser desalojadas del restaurante wok del polígono de Landaben en Pamplona. Se encontraban allí todavía sobre las 5.30 horas y 6 horas de este lunes, donde seguían de fiesta después de la boda que empezaron a celebrar este fin de semana. Hasta allí ha tenido que acudir la Policía Municipal de la ciudad, que han recibido una llamada ciudadana que informaba de que se estaba celebrando una fiesta en el interior del local. Se recuerda que, aunque en el polígono de Landaben no hay viviendas, sí empresas que arrancan su actividad empresarial en la madrugada del lunes.

"A las 5 de la mañana estaban comiendo el segundo plato", explicaba Oscar Fu, dueño del restaurante al diario Navarra tras ser multado por realizar actividad fuera del horario permitido y dejar fumar dentro del local. El propio dueño grababa un vídeo en directo en el Facebook del restaurante con la espectacular llegada de los novios en una limusina blanca rodeados de luces y ovaciones. La policía interpondrá al propietario una multa que no será inferior a 1.200 euros. Este empresario chino "espera poder pagarla a medias" con los novios ya que él solo alquiló el local.