Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

HISTORIA ESTREMECEDORA

Una pareja británica convive 16 días con su bebé fallecido y lo comparte en las redes sociales

La vistieron, la llevaron al parque y otros lugares mientras tomaban fotografías y lo compartían en sus redes sociales. Explicaron por qué lo hicieron y esta es su historia.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 06/02/2017 a las 19:54 horas

Charlotte and Attila junto a su hija

Charlotte and Attila junto a su hija / Mercury Press

La noticia impactó a todo Reino Unido. Todos los diarios y canales de televisión reflejaron la estremecedora historia de Charlotte y Attila Szakacs, unos padres que perdieron a su bebé recién nacido en un hospital de Leeds después de un duro parto.

Cuando el embarazo de Charlotte llegaba a la semana 20, los médicos le dieron la siguiente noticia: el bebé iba a nacer con una anormalidad cromosómica. "Cuando recibimos la noticia, Attila y yo nos quebramos. Por completo. Creo que más en ese momento que cuando murió", contó Charlotte.

Al llegar el día del parto los pronósticos se confirmaron pero fueron más allá. La pequeña había nacido con varias complicaciones en su cerebro y los pulmones obstruidos. Después de una dura batalla por sobrevivir, Evelyn, el bebé de ambos, moría en brazos de sus padres. Para despedirla, tomaron una estremecedora decisión: pidieron permiso al hospital para llevarse al bebé cuatro días a casa y poder, de esta forma, despedirla como ellos querían.

Entre las cosas que hicieron, por ejemplo, fue llevarla a un parque. “La última noche durmió en la cuna que le habíamos preparado”, contó Charlotte. Era una cuna especial preparada por los empleados del hospital y que funcionaba como refrigerador, de manera que pudiese conservar el cuerpo de la bebé durante los días que estuviesen con ella.

“Sé que quizás no sea la mejor opción para todos, pero para nosotros fue tan importante poder tener ese tiempo de familia y poder abrazar a nuestra pequeña niña. Creo que haber pasado el tiempo con ella hizo una diferencia. Poder hacer todas las cosas que imaginas como sacarla en un cochecito de paseo, nos ayudó emocionalmente“, contó la pareja.

¿Crees que tomaron una buena decisión?