Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN ALICANTE

Despiden a un hombre por usar el coche de la empresa para irse con prostitutas

El hombre, un comercial de una conocida firma dedicada a la venta e instalación de alarmas, ha sido despedido por irse de fiesta con prostitutas con el coche de empresa.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 14/06/2017 a las 18:48 horas

Club de alterne

Club de alterne / Getty Images

Los hechos ocurrieron el pasado 6 de julio de 2014 en Alicante. El trabajador y un compañero usaron el vehículo, que tenía los distintivos de la mercantil, fuera del horario laboral para irse a tomar unas copas y negociar con prostitutas.

El empleado dejó momentáneamente el coche a su compañero para que hiciera tiempo mientras él tenía una relación sexual con una prostituta.

La empresa, y como ha confirmado La Sala de lo Social del Tribunal Supremo, le despidió una semana después mediante una carta donde aseguraba que su actuación había dañado gravemente su "imagen" y su "prestigio", y era "incompatible con la lealtad y buena fe debida".

La prostituta, además, acabó denunciándole por un robo con intimidación, y por ello, fue detenido por la Policía Nacional mientras que el vehículo fue retirado y trasladado a unas instalaciones de la Policía Municipal.

El juzgado de lo Social número 5 de Alicante legitimó este despido disciplinario en 2015, en una sentencia que fue ratificada en abril del pasado año por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). Éste fue el órgano que afirmó que la conducta del demandante constituía "una transgresión de la buena fe contractual y de falta de colaboración en la buena marcha del negocio empresarial", a la que se sumaba "su intención de ocultar los hechos".

El trabajador recurrió, no obstante, la Sala de lo Social del alto tribunal ha rechazado admitir a trámite el recurso. Los casos invocados para una pretendida unificación de doctrina por el empleado no son comparables.

Últimas Noticias