Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN REINO UNIDO

Detecta un cáncer de mama a su perra tras haber padecido ella misma la enfermedad

Mary Burguess sufrió un cáncer de mama y gracias a su experiencia detectó unos bultos en el pecho de su mascota. Al llevarla al veterinario, le diagnosticaron lo que su dueña sospechaba.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 08/05/2017 a las 17:09 horas

Mary Burguess y su mascota

Mary Burguess y su mascota / Sunday Mirror

Mary Burguess, una mujer de Reino Unido, llevó inmediatamente al veterinario a su mascota tras encontrarle unos bultos en el pecho. La mujer, debido a su experiencia personal, supuso que eso no era nada bueno y el veterinario confirmó lo que ella sospechaba: su perra tenía un cáncer.

Mary había sufrido en sus propias carnes el haberse encontrado bultos en el pecho y, gracias a su conocimiento, ha salvado la vida de su compañera, su mascota Gracie Lou.

La dueña reconocía que si no hubiese pasado por un cáncer de mama, habría ignorado el bulto de su perra, pero al tener conocimientos sobre esta enfermedad decidió llevarla de inmediato al veterinario.

“Si no hubiese sido por mi propio susto, Gracie Lou no estaría ahora aquí. Siempre creí que al estar esterilizada, no podía tener cáncer de mama. Pero el bulto que tenía era exactamente lo que te dicen que debes buscar. Una vez detectaron la enfermedad el veterinario cortó la mitad de su pecho y afortunadamente fue capaz de eliminar el cáncer. Ahora mi mascota tiene que ir a revisiones y sólo nos toca esperar a que no vuelva a producirse", contaba Mary.

Gracie Lou, la mascota de Mary Burguess

Gracie Lou, la mascota de Mary Burguess / Sunday Mirror

Según informa Mirror, esta dueña quiere que otras personas con mascotas tomen conciencia de esta enfermedad y sepan detectar rápidamente los síntomas, ya que el cáncer de mama en animales esterilizados es muy poco común. Al extirpar los ovarios no pueden tener cachorros y a su vez, se reduce la producción de estrógenos, algo que está vinculado a esta enfermedad.

Operación de cáncer de mama en la mascota

Operación de cáncer de mama en la mascota / Sunday Mirror

"Mirando hacia atrás, Gracie Lou bebía más agua, dormía más y no comía mucho. Cuando salía con ella inmediatamente se cansaba y ahora cuando miro las fotos la veo muy desganada", explicaba Mary.

“Al detectarle el bulto, aunque el dolor de la cirugía haya sido horrible, ahora a vuelto a ser feliz y enérgica. Espero que su historia pueda ayudar a los demás", contaba la dueña, feliz por haber salvado la vida de su perra.

Últimas Noticias