Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

DEJÓ DE SER PUNIBLE EN 2013

Grabar porno en una iglesia no es delito en Holanda

La demanda de la Iglesia de San José, en Tilsburg, contra una productora porno por haber rodado una escena en uno de los confesionarios, ha sido rechazada por la Fiscalía alegando que no había ningún cartel que impidiese el paso y la blasfemia dejó de ser punible en 2013.

@europa_fm | Barcelona | Actualizado el 13/09/2017 a las 15:42 horas

Pareja tumbada con velas

Pareja tumbada con velas / Agencias

Una pareja de actores porno grabaron una escena para una de sus películas en el confesionario de la Iglesia de San José, situada en Tilburg (Países Bajos). El film completo se estrenó el pasado mes de enero en el canal de pago Meiden van Holland, dirigido por Kim Holland, una de las actrices porno más conocidas del país.

La dirección de la Iglesia puso una demanda al enterarse de lo ocurrido pero poco han podido conseguir. La Fiscalía ha rechazado la denuncia alegando dos motivos: Por un lado, no había ningún cartel que impidiese que nadie entrase en el confesionario; y por otro, que la blasfemia dejó de ser delito en 2013.

Aún así, les sugieren a la institución que ponga un letrero para evitar futuras situaciones similares, o que opten por la vía civil para pedir una indemnización.

El párroco de la Iglesia holandesa de San José, Jan van Noorwegen, ha desestimado la idea de poner un cartel impidiendo el paso "por ser una idea contraria a un lugar de culto" y se ha mostrado conciliador con lo sucedido: "Debemos rezar para que esta gente comprenda el daño causado. Nosotros vamos en paz, con alegría y deseos de amistad, porque Dios así lo quiere. Incluso con aquellos que nos hieren".

Por su parte, Kim Holland lamenta lo sucedido y quiere pedirle disculpas en persona al párroco, calificando lo ocurrido de una "equivocación mayúscula" y asegurando que se informará con sus abogados sobre "los límites de los productores de porno para utilizar los espacios públicos".

Últimas Noticias