Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

MÉTODO NOVEDOSO

Unas inyecciones podrían aumentar el punto G para encontrarlo fácilmente

Una doctora especialista en medicina y cirugía estética ha puesto en marcha unas inyecciones que permiten que el punto G crezca, aumente su tamaño y así sea más fácil de encontrar.

Dónde está el punto G en las mujeres y cómo provocar la eyaculación femenina

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 16/11/2017 a las 18:57 horas

Unas inyecciones podrían aumentar el punto G para encontrarlo fácilmente

Unas inyecciones podrían aumentar el punto G para encontrarlo fácilmente / Agencias

Aunque hace ya muchos años que el sexo no es un tabú, hay quiénes todavía no tienen muy claro cómo estimular en punto G de las mujeres para que sus orgasmos sean mucho más intensos. Es cierto que el clítoris es una gran fuente de placer, pero no es la única.

La dificultad, más que estimularlo, recae en localizarlo. Por eso, la doctora Carla Barber, que es especialista es medicina estética, ha puesto en marcha un método inédito a base de inyecciones para que el punto G aumente su tamaño y sea más fácil de localizar.

El tratamiento consiste en inyectar ácido hialurónico justo en el punto G dentro de la vagina de la mujer y es necesario utilizar anestesia local en la zona. Así, el líquido provocará que el punto G sobresalga más de lo normal y así tu pareja (o tú misma) puedas encontrarlo con facilidad.

La doctora ha explicado que el ácido no tiene ningún efecto perjudicial en nuestro organismo, ya que es un sustancia que se suele encontrar de forma natural en el cuerpo. "Lo único que podría pasar es que la paciente sangrara levemente, pero transcurridas de cuatro a ocho horas se puede reanudar la vida sexual", explicó.

Esta intervención se realiza solo en clínicas privadas y la verdad es que no es algo muy común. Quizá sea porque no es apta para todos los bolsillos. Cada inyección cuesta alrededor de 1.500 euros y debe ir repitiéndose casa seis meses para que el resultado se mantenga.

Últimas Noticias