Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EEUU | ESTUVO A PUNTO DE MORIR

Una joven recibe 32 puñaladas de su ex y el médico que le salvó le pide matrimonio

La joven estadounidense Melissa Dohme fue brutalmente agredida por su exnovio, que le propinó numerosas puñaladas, una de las cuales le dejó paralizados los músculos faciales de la mitad de la cara. Tiempo después, se encontró con uno de los médicos que le salvaron la vida, y comenzó una historia de película que acabará en boda.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 23/01/2017 a las 09:34 horas

Le pide matrimonio el médico que le salvó la vida

Le pide matrimonio el médico que le salvó la vida / Mirror

Melissa cuenta que la agresión se la produjo su novio de la secundaria, que cambió de actitud cuando ella decidió ir a la Universidad. "Se volvió muy celoso. Me infravaloraba y no quería que tuviera éxito", según recoge el Mirror. "Me mentía y, si me enfrentaba a él, le salía un temperamento explosivo", comenta la joven.

Tras amenazas de suicidio y discusiones, el joven agredió a Melissa, que denunció la situación a la Policía. Poco después, su ex le pidió quedar para arreglar la situación, y ella accedió con la esperanza de que le dejara en paz: "No hice caso a mi intuición que me decía que me estaba equivocando y cometí el error más grande de mi vida", llevaba a la cita "mi spray de pimienta y mi teléfono pensando que me podría proteger si lo necesitaba", asegura la joven.

Cuando se encontraron, ella pensó que el joven iba a darle un abrazo cuando empezó a apuñalarla. Un viandante llamó a la Policía, que procedió a la detención del exnovio de Melissa cuando éste se disponía a coger un cuchillo más grande del vehículo.

Los servicios de emergencia trasladaron a Melissa, que había perdido mucha sangre, hasta el hospital en un helicóptero, donde fue operada de urgencia y sometida a varias transfusiones de sangre que lograron salvaron la vida, aunque el nervio facial le quedó dañado y le paralizó el lado derecho de la cara.

Con el tiempo, Melissa decidió dedicar parte de su tiempo a ayudar a otras mujeres que hayan sido víctimas de la violencia de género, y el destino quiso que durante una de esas charlas se cruzase con Cameron Hill, uno de los médicos de urgencias que le atendieron.

Esto ocurrió en octubre de 2012, y desde entonces comenzaron una relación que ha acabado en cinematográfica petición de matrimonio durante un partido de béisbol, a lo que Melissa dijo que sí sin dudar.