Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EN UN HOTEL DE EGIPTO

Una niña sufre graves quemaduras por un tatuaje de henna

Una niña de 7 años ha sufrido graves quemaduras en un brazo al realizarse un tatuaje de henna en el hotel donde se hospedaba junto a su familia en Egipto. El producto químico que se utilizaba para que el color de la henna fuese más oscuro era parafenilendiamina, un químico que puede causar reacciones alérgicas en niños.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 06/03/2018 a las 10:33 horas

Quemaduras producidas a una niña de siete años por una tatuaje de henna

Quemaduras producidas a una niña de siete años por una tatuaje de henna / Mirror

Madison Gulliver, una niña de siete años que disfrutaba de unas vacaciones junto a su familia en un hotel de Egipto y se tatuó con henna gran parte del brazo. El hotel ofrecía este servicio y a sus padres no les pareció peligroso que su hija se hiciese uno, hasta que vieron las consecuencias.

El tatuaje iba desde la punta de los dedos hasta el codo y se había realizado con un producto químico llamado parafenilendiamina, que se añade a la henna para que el color sea más oscuro. Este tipo de químico también se utiliza en productos como crema solar y tinte del pelo en pequeñas dosis, pero puede causar reacciones alérgicas en niños.

Pasadas unas horas de haberse hecho el tatuaje, le empezó a doler el brazo y tuvo que ser atendida por la unidad de quemados del hospital. Según informa Mirror, a Madison se le hicieron grandes ampollas a lo largo del dibujo que tuvieron que sajar en el centro médico dejando cicatrices en su brazo.

Martin Gulliver, padre de la niña, ha declarado que "el hotel afirma que no es la henna y es la piel de mi hija". El establecimiento acabó disculpándose y retirando este servicios de tatuajes a sus clientes. Por su parte Martin asume su parte de culpa: "En parte es culpa mía porque yo no sabía el peligro, pero también es culpa del salón por utilizar productos químicos peligrosos en los niños".

Últimas Noticias