Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

CAUSÓ EL PÁNICO ENTRE LOS PASAJEROS

Un piloto de EasyJet pide a los pasajeros que voten si quieren viajar pese a los problemas en el motor

Un vuelo rumbo a Bristol se retrasó 36 horas por problemas técnicos. Cuando los pasajeros creían que los problemas habían acabado, el piloto les dijo que había un 50% de posibilidades de que los dos motores funcionaran y les pidió que decidieran ellos si querían volar.

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 12/06/2017 a las 17:37 horas

Un avión de EasyJet

Un avión de EasyJet / Agencias

Los pasajeros de un vuelo de EasyJet con ruta entre Málaga y Bristol han contado el terror que vivieron dentro de un avión que fue retrasado dos días.

Tras varios días sin saber qué estaba pasando con su vuelo, al no poder volar a Bristol por problemas con la aeronave, los pasajeros pensaban que todo estaría arreglado al subir al avión, pero cuando montaron el piloto les indicó que uno de los motores no funcionaba.

Según los testigos, el piloto salió de la cabina para explicar la situación y pidió que levantasen la mano aquellos que querían que el avión volase aun con problemas en el motor.

El piloto de la aeronave comunicó a los pasajeros que fueran ellos quien, mediante una votación, decidieran si querían volar hasta Bristol teniendo en cuenta que solo había un 50% de posibilidades de que los dos motores funcionasen.

Las palabras del piloto causaron terror entre los 150 pasajeros. Algunos miembros de la tripulación acabaron entre lágrimas por la situación mientras que algún pasajero sufrió ataques de pánico.

Tras permanecer durante más de una hora encerrados en el avión, el ambiente comenzó a ponerse tenso pues había gente llorando, gritando y pidiendo bajar de la aeronave. Según informa Terri Hal, una de las pasajeras, al medio Bristol Post, "Había 12 personas que querían seguir, pero el resto queríamos bajarnos".

"El piloto dijo que nunca había hecho nada parecido en 37 años de profesión", explica otro testigo. "Solo unos pocos querían intentarlo, querían llegar a casa. Pero la mayoría no quiso. Había chicas hiperventilando y mucha gente con ataques de pánico".

Jemma Hoper, una mujer que viajaba con su marido y sus cuatro hijos explicaba: "Fue absolutamente horrible". "Meten a la gente en un avión roto para parecer que lo están intentando".

Tras una larga espera, un portavoz de EasyJet dijo que el vuelo se iba a retrasar debido a problemas técnicos. "Nuestro equipo de ingenieros trabajó duro para tratar de conseguir que los pasajeros llegaran a su destino lo antes posible", aseguró.

Últimas Noticias