Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

LA NUEVA MODA EN LAS ESCUELAS

Aumentan los casos de niños que se emborrachan con gel antibacterial

Ingerir gel antibacterial es una tendencia que está creciendo peligrosamente entre los niños en Estados Unidos. Bien para embriagarse o para cumplir un reto entre amigos, los centros de salud estadounidenses han percibido un incremento del 400% de estos casos desde el 2010.

Cristina Merino | Barcelona | Actualizado el 23/10/2015 a las 10:19 horas

Niños usando gel antibacterial

Niños usando gel antibacterial / Agencias

Algo que parece tan inofensivo como tener en casa o en las escuelas un bote de gel antibacterial para desinfectar las manos está siendo un peligro para los niños en Estados Unidos.

Ingerir gel antibacterial, bien para emborracharse o para cumplir un reto entre amigos; es una tendencia que está creciendo vertiginosamente desde 2010. Los centro de salud en Estados Unidos han experimentado un incremento del 400% en los últimos cinco años de llamadas relacionadas con menores de 12 años que han ingerido este antiséptico.

El último caso ha sido el de Nhaijah Russell, una niña de seis años que ingirió tres o cuatro dosis de gel antibacterial con olor a fresa en su escuela en Atlanta. La pequeña se mareó y cayó al suelo dándose un golpe en la cabeza y cuando la llevaron al hospital su nivel en sangre cuando llegó al hospital era de 0.179, el doble de lo permitido en un adulto.

Para que nos hagamos una idea de su peligrosidad, el doctor Gaylord López, que atendió a Nhaijah, explica que cada dosis de gel antibacterial contiene entre 45% y 95% de alcohol. El vodka tiene un 40%, el vino un 12% y una cerveza el 5%.

El envenenamiento por alcohol en un niño, además de provocar mareos y vómitos, puede hasta detener la respiración. Por este motivo López ha enviado un comunicado a los centros escolares de Georgia adviritiendo de esta moda y explicando que mientras en 2010 se atendieron a 3.266 niños por ingerir gel antibacterial, el año pasado aumentó hasta los 16.117 casos.