Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

MEDIDA DISUASORIA

Coloca ataúdes en un bar para espantar a los clientes

Un vecino decidió acabar con las molestias que le provocaba el establecimiento colocando féretros en el patio anexo al bar.

Ponte A Prueba | Madrid | Actualizado el 23/10/2015 a las 09:19 horas

Ponte A Prueba

Ponte A Prueba / Agencias

Un hombre de Denia (Alicante) decidió terminar con el ruido que originaba un local que estaba justo al lado de su vivienda y no optó por otra cosa que colocar lápidas y dos ataúdes en el patio, que comparte con el restaurante en cuestión, para espantarle a la clientela.

El propietario del restaurante no daba crédito a lo sucedido y explicaba a los medios de comunicación que desde que abrió el local se ha encontrado con numerosos impedimentos para ejecutar su trabajo en un pequeño restaurante situado en el centro de la ciudad costera.

La colocación de los féretros no fue la única estrategia de disuasión de la clientela por parte de su vecino para boicotear el trabajo de este empresario. En las zonas del patio más cercanas a las ventanas que dan al comedor del local, colocó prendas íntimas como varios sujetadores, calzoncillos e incluso pijamas con bastante suciedad.