Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

RELATO DE J. VEGETA

Jorge

Este relato cuenta la historia personal de un Luchador y lo feliz que fue al contar su experiencia en Ponte a prueba. ¿Tienes un relato? Envíalo a ponte@europafm.es

J. Vegeta | Europafm.com | Actualizado el 22/10/2015 a las 17:42 horas

Europafm.com

Europafm.com / Ponte a prueba

Cercano a la veintena, Jorge empezó a saciar una curiosidad que le había estado rondando en la cabeza durante mucho tiempo.

Con el anonimato que da Internet, empezó a conocer a través de chats y webs a chicos que estaban en su situación. Chicos que les atraen los chicos, pero que no se sienten identificados con el perfil que suele dar sobre ellos la sociedad.

Aunque es difícil, consigue entablar cierta amistad con varios. Habla con ellos de cosas de las que con otros amigos no se siente capaz. Con algunos da el paso y consigue quedar en persona y probar.

Poco a poco, va conociendo y probando, y aunque al principio cuesta asumir todo eso nuevo para él, con el tiempo lo va normalizando.

Sigue sintiendo atracción por las chicas, lo tiene claro, pero con los chicos, además de atracción tiene una amistad y un buen rollo que le hace sentir más a gusto. Y así, van pasando los años.

En este tiempo, conoce un programa de radio que le acompaña todas las noches: ‘Ponte A Prueba’. Tiene una libertad, un humor y una empatía que le atrapa y no para de escucharlo siempre que puede. De hecho, participa con algún mensaje para dar su opinión en algunas ocasiones.

Respecto a los chicos, pasa temporadas viéndose con uno con el que tiene más afinidad, éste quiere algo más que esa amistad, pero Jorge no le ve con esa intención. No es que no quiera, es que no le sale, y siempre trata de ser sincero.

De las chicas, cada vez va pasando más. Por tanto, sentimentalmente se suele encontrar solo, pero no le importa. Tiene grandes amigos y con eso le basta. Sin embargo, conoce gente que se siente vacía si no consigue encontrar a alguien, y eso lo entristece. No hay persona que te sepa querer mejor que uno mismo.

Descubre quien busca prematuramente una relación, cuando lo especial es que se encuentre de forma inesperada. Exporta su filosofía de dejarse llevar, que todo pase con naturalidad y poco a poco ya llegarán las cosas. Aplicándosela él, encuentra un chico que acabó siendo su pareja durante un año, y aunque fue difícil, disfrutó de la experiencia.

Hace poco, y escuchando hablar del tema en la radio, decidió que por fin llamaría al programa que tanto escuchaba. Puchi le habló la primera e intentó ligar con él con su voz sensual. Luego en antena, Josep lo presentó y Jorge habló resumidamente de su experiencia. Quería compartirla abiertamente, que se conociera su historia, que aprendiera de ella quien se sintiera identificado.

-Me gusta mucho tu historia cariño, olé por ti por compartirla- le dijo Laura.

-Gente como tú se merece criar a un hijo a su lado- comentó Sara cuando él contó que en un futuro, aun teniendo a un chico como pareja, no descartaría tener niños.

Esa noche Jorge durmió sonriendo, contento por compartir algo que mucha gente vive y piensa como él, pero al llevarlo en la intimidad y no hacerlo público, no se conoce.

Contento ya que Jorge fue, y sigue siendo, el autor de estas palabras.