Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

RELATO DE ALEJANDRO CARCELÉN

Noticia de última hora

El equipo vuelve a estar en peligro de muerte en el relato de Alejandro Carcelén... ¡Muy fuerte el final! Anímate y envía tu relato a ponte@europafm.es

Alejandro Carcelén | Europafm.com | Actualizado el 16/09/2017 a las 21:04 horas

Europafm.com

Europafm.com / Ponte a prueba

Era una noche extraña para ser verano, hacía frío y había niebla. Josep, Laura, Sara y Puchi estaban entusiasmados porque se iban a Benidorm para hacer un programa especial de  “Ponte a prueba”.

Decidieron viajar en tren, en coche-cama. Al llegar a la estación vieron a un vigilante de seguridad en la puerta. Josep le enseñó los billetes.

- No te preocupes. Os estábamos esperando- dijo el vigilante.

Bajaron al andén y subieron al vagón. Les sorprendió que nadie más viajara en el tren, pero no le dieron mayor importancia. Cuando el sueño les venció se fueron cada uno a su compartimento. A mitad de la noche un grito les despertó. Se trataba de Puchi y el grito venía del baño.

Josep y Laura corrieron al baño y encontraron en el suelo a Puchi. Estaba muerta, alguien le había apuñalado. Rápidamente fueron al compartimento de Sara. La encontraron tumbada bocarriba con una almohada en la cara. Sara estaba muerta, alguien la había asfixiado.

Se apresuraron a salir del compartimento y se encontraron con una mujer, iba vestida  con un vestido negro y un velo que le cubría la cara. En la mano derecha tenía un machete. Josep le intentó arrebatar el arma blanca y en un rápido golpe, la mujer le decapitó.

Laura corrió, atravesando cada uno de los vagones del tren. Por la megafonía podía escuchar una melancólica canción de violín. La misma que toca Richard cada vez que le llaman. 
Laura llegó a la puerta de la cabina del maquinista. Abrió la puerta y entró.

- Ayúdame por favor. Una mujer esta matando a mis amigos- suplicó Laura

El maquinista empezó a reírse de manera demoníaca.

- No te preocupes guapa que tú también estás muerta- sentenció.

El maquinista le entregó un periódico a Laura. En la portada del periódico decía “Tragedia en Europa FM. Una mujer irrumpe en el Estudio de Ponte a Prueba y dispara a los locutores”