Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

EN CROYDON, INGLATERRA

Pierde un dedo en una rave y continúa de fiesta

Josh, un joven de 16 años, perdió el dedo meñique durante una rave celebrada en Croydon (Inglaterra). En lugar de alarmarse continuó de fiesta ya que "había pagado 10 libras y tan sólo llevaba una hora allí".

Ponte A Prueba | Barcelona | Actualizado el 22/10/2015 a las 17:58 horas

El meñique arrancado de Josh

El meñique arrancado de Josh / Vice

Josh muestra su dedo amputado junto a un cigarro de liar

"Me miré la mano y ya no estaba mi meñique, se veía el hueso. Es una sensación muy extraña; un momento estás bien y tienes el dedo y de repente ya no está. (...) En ese momento me arranqué la camiseta, me envolví el dedo con ella, apreté lo más fuerte que pude y bailé como media hora", así es como Josh le explicaba en una entrevista para Vice como perdió su dedo meñique en una rave celebrada el pasado sábado por la noche.

El joven de 16 años acudió a la fiesta ilegal junto a su amigo Freiser y explica que mientras estaba en la sala de house se encendió la alarma de incendios y decidió apagarla con la mala suerte de que la caja estaba rota y su dedo se quedó encajado: "Salté, la agarré y mi dedo se quedó atorado en la caja porque estaba toda rota, y al bajar para arrancarla, mi dedo se desprendió por completo". También afirma que, sorprendentemente, estaba totalmente sobrio en ese momento.

Después de bailar durante media hora con el dedo meñique recién amputado, su amigo Freiser decidió llevarlo a los paramédicos. Allí Josh les preguntó si podían vendárselo para continuar la fiesta pero para su disgusto le dijeron que tenía que irse directo al hospital, desde donde subió una foto a Instagram mostrando su mano vendada por el dedo amputado sujetando un cigarro de liar.

Tras lo ocurrido Josh se muestra positivo ya que asegura que "son cosas que pasan" y que lo que si fue grave fue la muerte de Rio Andrews, un chico de 15 años que ingresó en el hospital y murió dos días después debido al consumo de drogas: "son cosas que pasan. No es nada, en realidad. Yo perdí un dedo pero un niño de 15 años perdió la vida. ¿De qué me quejo? Envío mis condolencias a su familia y amigos. Es muy triste."