Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

RELATO DE EDUARD HAZAS

¿Quién eres?

En este relato de Eduard Hazas los enemigos de Sara Gil consiguen acabar con su vida... ¡Envía tu relato a ponte@europafm.es y haznos protagonistas de tus historias!

Eduard Hazas | Europafm.com | Actualizado el 22/10/2015 a las 17:32 horas

Europafm.com

Europafm.com / Javi Del

Era la 1h. de la madrugada y en Ponte a prueba sonaba una canción, de repente se escuchó que  una persona empezaba a gritar:

-¡¡SARA GIL!!- decía esa voz ronca y apagada.

Los chicos se estaban asustando porque tenían miedo, al principio pensaban que era una broma pero... Frente a ellos apareció un hombre de unos 40 ó 50 años, era alto, castaño y su chaqueta era algo extraña.

-¡¡SARA GIL!!- volvió a gritar el hombre. Acto seguido sacó un arma que tenía en el bolsillo.

-¿Qué quieres? ¿Quién eres?-preguntó Sara asustada

- Me han mandado aquí para matarte.-dijo el hombre

-¡De eso nada!- exclamó Josep

-¿Por qué?- preguntó Sara, cada vez mas asustada por esas palabras que dijo, sólo podía pensar en su hijo.

-Porque alguien quiere verte bajo tierra, y yo lo voy a hacer- dijo el hombre decidido.

-¿Quién quería verla muerta? ¡Responde joder!- gritó Laura enfurecida

-Gente que te odia, y son muchos- dijo el hombre.

En ese momento el hombre apuntó y disparó a Sara, los chicos gritaron y Puchi enseguida llamó a la policía, Sara estaba tumbada en el suelo, Laura y Josep intentaban tapar la herida para que no sangrara tanto, la polícia llegó y capturaron al hombre pero ya era demasiado tarde para Sara. En un último suspiro pronunció estas palabras:

-Os quiero mucho, no lo olvidéis,  por favor cuidar de mi hijo y por último decidle a mi familia y a mi novio que los quiero.-dijo Sara y su alma se fue.

-¡¡¡Nooooo!!!!!- gritaron Laura, Josep y puchi. Los chicos cumplieron su promesa y ayudaron a criar al hijo de Sara, ellos nunca la olvidaran y su hijo tampoco porque siempre le han hablado de ella.