Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

RELATO DE KIKO MARTÍN

El rescate de los tres cerditos

En este relato Josep Lobató, Sara Gil, Laura Manzanedo y Puchi disfrutan de un día de playa hasta que se encuentran a "los tres cerditos". ¿Tienes un relato? Mándalo a ponte@europafm.es

Kiko Martín | Europafm.com | Actualizado el 22/10/2015 a las 17:47 horas

Europafm.com

Europafm.com / Ponte a prueba

Era un domingo y estaban en la playa de Salou los cuatro "maquinones"  de Ponte a Prueba.

-Podríamos alquilar unas lanchas o algún patinete de estos de playa. - sugirió Puchi.

-Sí, ¡molaría mazo!- exclamó Sara Gil.

-Joder qué putada; no hemos traído dinero que no nos hacía falta para pasar un día guay en la playa.- lamentó Josep Lobató.

En ese momento a la ingeniosa Laura Manzanedo se le ocurrió la idea de coger una tabla que estaba al lado de sus toallas y con unos corchos reciclados consiguieron fabricar una barquita perfecta para pasar un buen rato. De hecho, toda la playa alucinó con la brillante obra.

-Venga chicas- dijo Josep - vamos al lío…

Se metieron en el mar y de repente se encontraron un yate de lujo navegando por el mar.

-Me lo imaginaba- dijo Sara- son los tres cerditos, pero no veas qué cara de amargados que llevan…¡Eso es que no mojan! Ya te lo digo yo…

Los cuatro empezaron a reírse y los tres cerditos comenzaron a cachondearse de la barca que habían hecho con tanta ilusión los chicos del Ponte.

A Josep y a sus tres mujeres les daba exactamente igual porque se lo estaban pasando de maravilla dándose chapuzones ignorando las burlas de los tres cerditos.En ese momento ocurrió algo paranormal y el yate empezó a arder

-¡¡Hostia qué putada!! - gritó Josep- hay que hacer algo; Vamos a echarles un cable, va…

Justo en ese momento pasó un mejicano, que se veía con talento, y les dijo:

-Tranquilos compis, no se preocupen, que los tres cerditos no se ahogan, recuerden que la mierda siempre flota...