Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

PUBERTAD PRECOZ

Un bebé de 18 meses desarrolla los mismos impulsos sexuales que un joven de 25 años

Pelo en la cara, genitales de tamaño descomunal y unos impulsos sexuales como si de un joven se tratara. A sus 18 meses, este bebé hindú padece una pubertad precoz.

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 16/09/2017 a las 20:42 horas

Bebé

Bebé / Getty

Cuando nos introducimos en el mundo pueril con el primer bebé, los ginecólogos y pediatras añaden a nuestro vocabulario una palabra que habíamos abandonado cuando aprobamos las clases de matemáticas: el percentil. Es un índice o medida que nos ayuda a valorar si nuestro hijo está creciendo con normalidad respecto a su edad. Mes a mes, los percentiles pueden ir variando dependiendo de la etapa de crecimiento (los famosos 'estirones'), y los bebés pueden perder peso tan rápido como recuperarlo, pero siempre dentro de unos intervalos, que se consideran la 'normalidad'. Pero los padres de este bebé de la India se alarmaron cuando a sus 6 meses vieron que algo no iba bien, que crecía más rápido que los de su edad: "Pensamos que era sólo un bebé grande, por eso no acudimos al médico", dice su madre a The Hindustan Times.

Los genitales del bebé, que permanece en el anonimato, crecían a un ritmo descomunal, incluso había desarrollado vello público. Los médicos le diagnosticaron un excesivo crecimiento hormonal y los análisis confirmaron que su nivel de testosterona era el equivalente a un joven de 25 años. Es lo que se conoce como pubertad precoz, una extraña condición que podría acortar su vida, su desarrollo muscular y su crecimiento, que podría no superar los 1,20 metros de estatura.

A sus 18 meses, ya supera los 95 centímetros de altura. "La pubertad precoz es traumática para un niño de esa edad, el bebé no puede expresar lo que siente, ni comprender lo que le está pasando", comenta Dr Vaishakhi Rustagi, el doctor que lo está tratando.

Es un caso muy excepcional, pero no el único. En 1939 Lina Medina, una niña de 5 años y 7 meses, dio a luz a su hijo en Perú, después de que su familia la llevara al hospital por un crecimiento anormal en el abdomen. Ha sido la madre más joven de la historia y su hijo tuvo una vida sana y normal, aunque la identidad del padre nunca se desveló.