Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

"ME SIENTO HUMILLADA Y DISCRIMINADA"

Expulsan a una mujer del gimnasio por tener pechos grandes y distraer al resto de usuarios

Un gimnasio canadiense ha obligado a esta chica a cubrir sus senos por ser demasiado grandes y considerar que su vestimenta era "inapropiada y ofensiva para los empleados y el resto de clientes". ¿Crees que su ropa era inadecuada?

europafm.com | Barcelona | Actualizado el 24/05/2016 a las 19:16 horas

Jenna Vecchio, la mujer expulsada del gimnasio por sus grandes pechos

Jenna Vecchio (aunque su nombre en Facebook es Rose Nickels) estaba entrenando junto a su marido en el gimnasio Movati Athletic Club de Orleans, en Ontario (Canadá), cuando un responsable de la sala de máquinas se le acercó para comunicarle que no podía ir con una camiseta de tirantes como la que lucía por ser "inapropiada". La joven vestía unos pantalones de licra ajustados y un top de tirantes, pero al parecer ese no era el problema. Le invitaron a tapar sus pechos con una sudadera porque distraía a los demás usuarios del gimnasio, o en caso contrario, sería expulsada del centro deportivo.

"Pregunté a todas las mujeres que pude encontrar si mi atuendo les resultaba ofensivo y todas respondieron que no", defiende Rose, "así que me pareció claro que las únicas ofendidas debían ser las dos supervisoras presentes en la sala". Rose quiso compartir su descontento en Facebook, y publicó fotos de su atuendo junto a imágenes promocionales que el gimnasio exhibe en su página web, donde las mujeres usan ropa similar a la suya. "Mi ropa no es discordante con la de otras mujeres en el gimnasio. La diferencia es que el tamaño de mis senos sí lo es, y eso puede incomodar".

Tras el altercado, el centro no le pidió disculpas."Me dijeron que el club era suyo y que ellos ponían las normas". Sean Whittal, director de área de los gimnasios Movati Athletic asegura que en sus instalaciones quieren promover una cultura de respeto y que para ello los socios deben vestir ropa que no incomode a los demás. "Nuestra intención no era la de humillar a nadie, sino que solo estaban haciendo caso a otros socios que se habían quejado de la forma en la que vestía la señorita Vecchio, ya que les hacía sentir incómodos", detalló.

¿Qué opinas de este caso de discriminación?