Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

EL DECÁLOGO SEXUAL DEFINITIVO

Guía de las 13 posturas sexuales con las que debes jugar siempre en la cama

Hay muchos caminos para llegar al orgasmo, pero cuanto más juguetees y explores tu cuerpo y el de tu pareja, mucho más intenso será ese placer. Después de los roces, las caricias y los besos húmedos llega el momento de la penetración y por si todavía no tienes claro cuáles son las mejores (y más cómodas) posturas para un sexo inolvidable, aquí te dejamos un vídeo con detalles para que no te pierdas nada y ¡a gozar!

@europa_fm |  Madrid |  Actualizado el 06/03/2018 a las 10:37 horas

1. Misionero: Clásica pero de las mejores para alcanzar el orgasmo. Ella abre las piernas para que él la penetre. Las miradas se buscan.

2. La amazona: Ella se pone encima y comienza a "cabalgar" sobre él, tenido el control. Esta postura facilita la penetración casi total.

Además es posible practicarla a la inversa, la mujer no tiene por qué mirar al hombre, puede ponerse de espaldas a él y que este observe cómo ella lleva el ritmo.

3. TAC: Técnica de Alineación Coital, una variante del misionero. Ella debe estar tumbada boca arriba y él encima, con las piernas estiradas.

Se empieza con la postura clásica del misionero, pero él estira sus extremidades inferiores para que el pene llegue hasta lo más profundo de la vagina mientras que el hueso pélvico le roza el clítoris.

4. La silla mixta: Ella control absoluto de la relación sexual.

La penetración será más intensa si ella mantiene las piernas dobladas justo en un ángulo recto.

5. Culo inclinado: Acostada boca arriba, con las piernas flexionadas. Es recomendable poner una almohada bajo el coxis de la mujer para liberar las manos del hombre.

6. El perrito clásico: Es una de las preferidas por ellos.

Este estilo permite un coito más profundo, lo que significa una mejor oportunidad para alcanzar el orgasmo y estimular el punto G.

7. El perro profundo: En esta postura las extremidades de la mujer forman un ángulo de 140 grados.

Las rodillas están a la altura de las del hombre, cuya espalda se encuentra erguida durante la penetración.

8. Cucharita: ella se tumba de lado y el hombre se coloca detrás.

Para aumentar el placer, ella debe mantener las piernas muy juntas, lo que estimula el clítoris y el punto G.

9. Boca abajo: Ella se pone de rodillas como en el 'perrito', pero con los hombros apoyados en la cama.

10. La carretilla: Ella se coloca boca abajo, mientras él le coge las piernas y las eleva a la altura de las caderas mientras le penetra desde atrás.

11. Vaquera inversa: Ella se coloca encima del hombre dándole la espalda.

12. En torre: muy cómoda para los hombres. Ella, de rodillas, se inclina hacia delante, le da la espalda. Él puede aprovechar para estimularle el ano.

13. Alineación trasera: tumbados boca abajo, el hombre se apoya totalmente sobre la mujer, a quien penetra desde atrás.

Estimula las zonas erógenas de ella, y provoca una intensa presión sobre el pene de él.

Últimas Noticias