Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

TODO ES CUESTIÓN DE PROBAR

Sorprende a tu pareja esta noche estimulando esas zonas erógenas "olvidadas"

Tenemos muchas zonas erógenas en nuestro cuerpo. Algunas son muy comunes, como los genitales, sin embargo hay otras que son totalmente desconocidas y que podrían hacer disfrutar a tu pareja más de lo que puedes llegar a imaginarte. Por eso, con motivo del día de los enamorados y gracias a El Sextante os damos algunas pistas para sorprender a vuestras parejas descubriendo esas zonas erógenas desconocidas u olvidadas.

👉 San Valentín 2018: Canciones para que tengas una velada muy romántica

👉 Regalos de San Valentín del Mercadona que rondan los 5 euros

👉 10 planes low cost para celebrar el San Valentín más romántico

@europa_fm | Madrid | Actualizado el 14/02/2018 a las 17:32 horas

Ponte A Prueba

Ponte A Prueba / Agencias

Te preguntarás por dónde debes empezar, cómo saber cuáles son esas zonas erógenas que tanto excitan a tu pareja. Pues bien, en realidad, tal y como explica la sexóloga Raquel Graña a nuestros compañeros de El Sextante, toda nuestra piel es potencialmente erógena: "Realmente descuidamos toda la piel pensando sola o únicamente en los genitales. Toda la superficie de la piel puede ser una zona erógena, ya que no hay dos personas iguales y a todas nos gustan cosas distintas. Por ejemplo, el cuello, los hombros, los brazos… Otras personas consideran una zona muy erógena sus pies, que se los chupen, les den un masaje o laman; los muslos por dentro, el vientre y la espalda.

Es decir, no hay una zona que garantice un mayor potencial erógeno que otra, en realidad todo depende de la persona. A algunas personas les excita que les chupen los pies, mientras que a otras les vuelven locos los besos en el cuello. Por lo tanto, es fundamental el diálogo con tu pareja, o directamente experimentar y descubrir sus gustos.

Raquel Graña asegura que “solemos poner especial atención en la zona del pecho, las nalgas y los genitales. También, las zonas erógenas predilectas suelen ser el cuello, los muslos y las orejas, sobre todo los lóbulos”.

Todo es cuestión de probar, besa su cuello, acaricia sus muslos y sus orejas, masajea sus pies; tú mismo descubrirás cuáles son las zonas con mayor potencial erógeno para tu pareja.

Por si te sirve de ayuda, aquí va otra pista más. La investigación Reports of intimate touch: Erogenous zones and somatosensory cortical organization ha revelado que las partes del cuerpo con las que la mujer alcanza una mayor excitación son el clítoris, la vagina, los labios, el cuello, los pechos, los pezones, la parte interna de los muslos, la nuca, las orejas, y el culo.

Mientras, las zonas favoritas de los hombres son el pene, los labios, los testículos, la parte interna de los muslos, el cuello, los pezones, el perineo, la nuca y las orejas.

Últimas Noticias