Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

CRÓNICA | SANT JORDI CLUB

Alt J derrochan luz y perfección en su concierto en Barcelona

Alt J desplegó su monumental espectáculo de luces compuesto por columnas y barras de leds en su primer concierto propio en nuestro país. Como es habitual, el trío de Leeds hizo gala de su perfeccionismo tanto a nivel sonoro como visual, en la hora y veinte de directo en la que repasaron los temas más representativos de sus tres discos.

Cristina Merino | Barcelona | Actualizado el 12/07/2018 a las 19:39 horas

Alt J en su tour 'Relaxer'

Alt J en su tour 'Relaxer' / Owen Daugherty | Assistant Campus Editor

Alt J aterrizaban en Barcelona con las entradas agotadas en el que era su primer concierto propio en nuestro país, tras haber actuado dentro de la programación del Primavera Sound en 2016 y del Mad Cool el verano pasado. Los que nos enganchamos a la banda británica desde su debut An Awesome Wave, teníamos ganas de verlos fuera de escenarios multitudinarios y repertorios recortados debido a la estructura de eventos de este tipo, aunque lo que es tiempo no ganamos mucho.

El trío de Leeds condensó en poco más de hora y veinte una sucesión de éxitos de sus tres álbumes y aunque la mayoría pensábamos que Relaxer, su último álbum, sería el protagonista del concierto, lo cierto es que tan sólo incluyeron 4 temas en el setlist.

Y tampoco se echó de menos en exceso, ya que Alt J sabe de sobras que su máximo éxito fue su debut, del que tocaron gran parte como la coreadísima Matilda, Fitzpleasure, Tessellate, Bloodflood, Something Good, la intensa y preciosa Taro y por supuesto Breezeblocks, con la que cerraron el concierto. Tampoco faltaron hits de su sucesor This Is All Yours, como Hunger Of The Pine o Every Other Freckle.

Con un sonido y una puesta en escena impecable, algo habitual de sus directos, la interacción entre el sonido y el espectáculo lumínico que desplegaron contrastó, eso sí, con la poca interacción con el público. Algún cruce de palabras al principio y al final del show fueron suficientes.

Frialdad que saben contrarrestar a la perfección con su envolvente espectáculo, que a pesar de ser contundente nunca pierde la elegancia que les caracteriza.

Últimas Noticias