'El Principito es Omar Montes'

"Si Camarón estuviera vivo, grabaría un tema contigo": las 31 frases más potentes del documental de Omar Montes

“Los sueños han sido mi motor, mi estímulo, y las alas que han permitido que este desconocido haya tocado el cielo con las manos”. Es una de las primeras afirmaciones de Omar Montes en El Principito es Omar Montes, su recién estrenada serie documental. Cuatro episodios en los que el de Carabanchel cuenta su versión de su historia.

"Si Camarón estuviera vivo, grabaría un tema conmigo": las 31 frases más potentes del documental de Omar Montes
"Si Camarón estuviera vivo, grabaría un tema conmigo": las 31 frases más potentes del documental de Omar Montes // Gtresonline

Europa FM

Madrid 12/11/2021 12:48

Con más de 1,2 millones de seguidores en Instagram, 600.000 suscriptores en YouTube, y 186.000 followers en Twitter, Omar Montes es uno de los artistas del momento. Sus últimos temas Alocao, junto a Bad Gyal, o Solo, con Ana Mena y Maffio, cuentan con millones de visualizaciones y escuchas en las principales plataformas. Pero ¿qué se esconde detrás del artista urbano? ¿Quién es verdaderamente Omar Montes?

Sueños, frustración, esfuerzo, constancia, sacrificio, talento e innovación. Son las palabras que Omar Montes tiene escritas a fuego. Es lo que le ha hecho llegar a ser uno de los artistas más relevantes de la industria musical en España. Luchar para lograr nuestros sueños es precisamente el consejo que Omar Montes da en el primer capítulo de su recién estrenada serie documental, El Principito es Omar Montes.

Omar habla en este episodio de su infancia, de los momentos más oscuros de su vida, y de los inicios en el mundo de la música. Estas son las 31 frases más potentes de la entrega.

"Sufrí bullying desde muy pequeño"

  • “Desde muy pequeño me pegaban en todos lados. El bullying es muy jodido y, por desgracia, siempre va a existir. Ahora estoy recibiendo lo que no fui de pequeño. Estoy en lo más alto gracias a mi esfuerzo. Estoy cumpliendo mi sueño, dedicarme a la música”.
  • “Yo crecí en un barrio, Pan Bendito. Más allá del bullying, y de los problemas que tuviera, es un barrio complicado y humilde. No es fácil criarte en un barrio así porque debes saber bien los pasos que das. Con un mal paso, puedes acabar enganchado. Con otro mal paso, puedes acabar en una banda robando o, incluso, como sueles acabar, muerto”.
  • “Para sobrevivir en Pan Bendito tienes que seguir las tres leyes. Ver, oír y callar”.
  • “Había tres formas de buscarte la vida. La primera, irte con los mayores, ponerte a vigilar mientras ellos robaban y, cuando venía la policía, decir ‘agua’, y no porque tuvieses sed. La segunda, íbamos a las gradas y venía algún chaval ‘pijito’. Entonces, le decíamos ‘Ay qué bien, estás escuchando música. ¡Qué bonito!’, y se la quitábamos. Número tres, trapicheos: A los chavales del barrio les gustaba mucho fumar porros. Cogíamos las pastillas de Avecrem, las partíamos, hacíamos que eran porros y se lo colocábamos a los muchachos”.

La época más oscura de Omar Montes

  • “Uno de mis peores recuerdos de esa época y que ha provocado mi rechazo a las drogas es que cuando me contrataban para conducir y me daban dinero por llevarlos a pillar, hacían rollos raros, íbamos a Valdemingómez. Para quien no lo sepa, es un poblado donde se vendía mucha droga. Yo me tiraba media hora esperando en el coche y me daba tiempo ver cómo los yonkis hacían una hoguera grande, y cogían piedras y se raspaban los brazos y las piernas”.
  • “Al ver que todos salían como zombis, me empecé a dar cuenta de que esa vida no era para mí. Yo tenía quince años, era menor. Si la policía me llega a pillar, aunque fuese conduciendo, me hubieran jodido”.
  • “Para no seguir por el mal camino en este barrio, empezamos a cantar en la calle, con el objetivo de emprender un camino mejor, y, por lo menos, no terminar en la cárcel. Aunque al principio fue muy duro, hemos trabajado mucho y nos hemos dejado la piel para que actualmente, Omar Montes sea una referencia musical en este país”.

"Creamos un producto a partir de un ordenador que robamos de la basura"

  • “En casa siempre estaba cantando. Recuerdo una anécdota en la que le dije ‘Omar, por favor, cállate. Es la una de la mañana y estás cantando mientras la vecina duerme al lado. Al día siguiente me encuentro con la vecina y me dice ‘Por favor, deja a tu hijo que acabe la canción”. (La madre de Omar Montes)
  • “Con doce añitos, me ponía las galas de Operación Triunfo, me las grababa, y me iba apuntando en un folio las letras de las canciones. Con eso, iba al ordenador, ponía a sonar las instrumentales y las cantaba a cappella. Luego, grababa las canciones en un casete con un amigo. Nos hacíamos llorar, él a mí, y yo a él. Recuerdo aquella época con nostalgia porque, a pesar de no ver posibilidades, nos divertíamos”.
  • “Omar dijo que quería cantar. Su padre le contestó ‘Si tu quieres cantar, te llevo al metro de Sol y te pones allí a cantar. Si alguien te da dinero, te pago yo las clases’. Entonces se puso a cantar y, efectivamente, la gente le echó dinero. Así fue cómo empezó”. (La madre de Omar Montes)
  • “Los gitanos nos empezaron a encargar canciones para bodas, bautizos e, incluso, fiestas. Le metíamos nuestra fusión y la gente decía ‘¿Qué pasa aquí? ¡Cómo mola esto!’. Lo bueno que tuvimos es que innovamos. Creamos un producto que no existía y que nosotros vendimos a partir de un ordenador que encontramos tirado en la basura”.
  • “A partir de ahí, empezamos a estar en el punto de mira. Nos empezaron a parar y empezábamos a decir ‘Sí, nosotros somos cantantes’. Comenzamos a ganar cincuenta euros todos los días, incluso doscientos en un día”.
  • “Teníamos una maqueta hecha que decidimos llevar a una discográfica muy famosa. Así íbamos un moro y un gitano en un coche sin seguro por el Paseo de la Castellana, llevando su maqueta con mucha ilusión. Prácticamente les faltó reírse en nuestra cara. No apostaron un duro por nosotros. Fue muy duro porque nos costó mucho. Años después, esa misma discográfica nos hizo ofertas millonarias y la rechazamos. Hemos rechazado mucho, mucho dinero”.
  • “El primer concierto que hicimos fue en una pequeña sala de Madrid. Recuerdo que vino a vernos mi abuela y la madre de Moncho Chavea. No vino nadie más. Pero el dinero me daba igual, ya me satisfacía mucho estar cantando en una discoteca”.

Conmigo: Himno nacional

  • “Hubo una canción que marcó un antes y un después en mi carrera, porque allí me di cuenta de que íbamos a pisar fuerte. Nos pidieron una canción dedicada, y fue muy especial para mí. Bajé al estudio de Moncho Chavea y la llamé Conmigo. Empecé a cantarla y nos encantó. ‘Esto es un palo’, pensamos. La gente empezó a venir para vernos, hasta de Francia. También se pusieron en contacto con nosotros los Gipsy King. Todo el mundo como loco. Fue una fiebre”.
  • “Cuando grabamos el vídeo de Conmigo, los millones de visitas empezaron a subir. Subían y subían, no paraba. No nos lo podíamos creer. A día de hoy tiene cuarenta millones de visitas”.
  • “Ídolos para nosotros como Alejandro Sanz empezaron a escuchar nuestra música y a interesarse por nuestras canciones. ‘Nos vamos a coronar’, pensamos. Conmigo se hizo un himno nacional. Junto a Alejandro Sanz o David Bisbal, conseguimos llegar a ser números uno, y eso que grabamos la canción con un ordenador robado de la basura”.

"Si Camarón estuviera vivo, grabaría un tema contigo"

  • “Un día recibo una llamada y me dicen que la familia de Camarón, su mujer y sus hijas, quieren conocerme. No me lo creía al principio, pero era verdad, y así pasó. Me consideran uno más de su familia. Hasta me dijeron que, si Camarón estuviera vivo, querría grabar un tema conmigo. El único artista que ha grabado una canción de Camarón con su familia he sido yo”.
  • “Cuando sacamos la canción Soy gitano de Camarón, la gente comenzó a decir ‘Estos chavales se han ganado nuestro respeto’. El dinero y el caché no subieron tanto, pero el respeto aumentó hasta niveles insospechados. Éramos fuertes”.

José Luis de la Peña: ángel que le abre las puertas del cielo

  • “La primera persona que confía en Omar Montes es José Luis de la Peña, que cuenta con mucho prestigio en la industria musical. Ha trabajado con Alejandro Sanz, Isabel Pantoja, Rafael, o Miguel Bosé. Un día me llama y me dice que quiere hablar conmigo. Entonces, se me ponen sobre la mesa contratos serios de mucho dinero. Él me convirtió en un artista grande e importante. Nos hizo profesionales. Gracias a él, estoy donde estoy”.
  • “El día que firmo mi primer contrato con José Luis de la Peña, todo empieza a cambiar. Ahí me doy cuenta de que ya está, ahora sí que sí”.
  • José Luis de la Peña nos cerró un festival en Nueva York. Fue una sensación de realidad increíble. Cantamos en el sitio donde debutó Rihanna, y tuvo mucha repercusión también en España”.

"Alejandro Sanz no viene a 'echarme un cable'"

  • “La calidad vocal de Omar Montes se mide con el factor de personalidad. Omar Montes pegó un tema con cincuenta millones, y no viene Alejandro Sanz, Juan Magan o los duros mainstreams que tendrían que venir a decirme ‘Omar, tío top, te vamos a echar un cable’. Siempre me pregunto por qué”.
  • “En Puerto Rico, tú ves que Ozuna saca un tema. Entonces Daddy Yankee, Anuel AA o Farruko lo llaman. Se juntan veinte en un remix y pegan un petardazo mundial”.

¿Cómo se define Omar Montes a sí mismo?

  • “Me defino una persona luchadora, constante en su trabajo y con una fuerza brutal. Omar Montes es lo que veis”.
  • “Muchas veces, la gente no ve tus sueños. Los demás te intentarán decir ‘No, no. No lo vas a conseguir. Tú vas a acabar en la cárcel'. Mi consejo es que seas constante en lo que te guste, y al final acabarás llegando”.
  • “En 2020 quedé número uno en ventas digitales. No fue Alejandro Sanz, no fue Rosalía, no fue C Tangana. El más escuchado fui yo. El más escuchado fue Omar Montes”.

¿Cómo ven los demás a Omar Montes?

  • Omar Montes tiene cuatro temas en el top 100 de la lista de ventas. No hay ningún artista que tenga eso. Es una de las personas más relevantes de la música en España. Todo el mundo se pega por hacer una canción con Omar. Es una persona que nunca se conforma con nada, por eso, ha llegado a ser el número uno”. (José Luis de la Peña)
  • “Nadie creía que iba a llegar a donde está ahora. Probablemente en diez años, llegue a sitios que nosotros digamos ‘Madre mía, ¿Dónde está Omar Montes? Es lo más grande que hay, de verdad”. (Moncho Chavea)
  • “Omar es una persona con gran corazón, pero es un incomprendido. Él se ha adaptado a la vida porque no ha tenido otra. A mí, el hecho de que sea mi amigo me da tranquilidad”. (Original Elías)
  • “Omar tiene todos los ingredientes para ser una superestrella. Tiene un carisma increíble y una voz muy representativa. La voz de Omar tiene muchos registros, llega a tonos muy graves. Ha conseguido, canción a canción, ser una de las personas más relevantes de la música contemporánea”. (Javier Llano)