Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

TRAS LAS DECLARACIONES DE TRUMP

Los médicos advierten de los peligros de ingerir o inyectarse lejía contra el coronavirus

Donald Trump ha declarado que las inyecciones con desinfectante podrían ser un tratamiento efectivo contra el coronavirus. Sus palabras han generado polémica y los médicos advierten que estos productos químicos, como la lejía, no deben injerirse ni tampoco previenen el virus.

Europa FM
  Barcelona | 25/04/2020
Desinfectante como prevención contra el coronavirus

Desinfectante como prevención contra el coronavirus / EFE

Donald Trump aprovechó su rueda de prensa diaria en la Casa Blanca para sugerir un nuevo método para frenar el coronavirus. El presidente expresó la idea de inyectar lejía a los pacientes de COVID-19 para "limpiar los pulmones", y también para tratar o prevenir.

Las palabras del presidente de Estados Unidos han generado polémica y la comunidad médica del país, y de todo el mundo, ha mostrado su rechazo a estas sugerencias y han alertado de sus peligros.

Las redes sociales se han llenado de mensajes de médicos que piden a la ciudadanía que hagan caso omiso de las declaraciones de Trump. Bryan Hayers, profesor de Medicina de Harvard y toxicólogo del Hospital General de Massachusetts, escribió en Twitter: "Inyectar, ingerir o inhalar cualquier producto doméstico es peligroso y no evitará ni tratará el COVID-19".

 

Mientras que otro doctor, Ryan Marino, explicó que "los productos que utilizas para matar directamente virus y bacterias, normalmente también matan células humanas sanas". Y es que como expresa Dara Kass, profesora de medicina de urgencia de la Universidad de Columbia, injerir estos productos químicos puede "abrasar tu esófago".

 

Asimismo, los fabricantes de productos de limpieza también se han sumado a esta protesta. Y es que, desde las polémicas declaraciones, más de un centenar de estadounidenses han sido ingresados por injerir detergente.

Últimas Noticias