Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

SE HA PUBLICADO LA LLAMADA

Muere un joven de 24 años después de que el Summa 112 no quisiera enviar una UVI Móvil

Un joven de 24 años ha fallecido por muerte cerebral después de que el Summa 112 se negara a enviar una UVI Móvil, asegurando que "el chico respiraba perfectamente". Tal como puede escucharse en el audio de la llamada a emergencias, tanto su madre como el propio chico aseguraban que se estaba ahogando.

Europa FM
  Barcelona | 07/11/2019

Los padres de Aitor, el joven de 24 años fallecido, piden una indemnización por una supuesta negligencia médica después de que el médico que atendió la primera llamada de la madre al Summa 112 se negara a enviar una UVI Móvil alegando que el joven "respiraba perfectamente".

Cuando finalmente llegó la UVI Móvil, era demasiado tarde, Aitor había quedado prácticamente en muerte cerebral. La asfixia estaba siendo causada por un trombo pulmonar no diagnosticado y rápidamente entró en parada cardio-respiratoria, estado en el que estuvo durante 23 minutos hasta que finalmente llegó la UVI Móvil.

Antes de que esto ocurriese, la familia ya había ido en dos veces al centro de Salud porque Aitor presentaba un "fuerte dolor intercostal", pero le habían dado el alta asegurando que el origen de la dolencia era "mecánico" y no el trombo pulmonar que finalmente padecía y que derivó en la asfixia y posterior parada cardio-respiratoria.

Los hechos ocurrieron en enero de 2018 pero ahora sus padres han dado una rueda de prensa asegurando que su hijo falleció unos días después a raíz de esta mala atención de los médicos y piden una indemnización de 175.000 euros a la Comunidad de Madrid, de quien depende el Summa 112, por la muerte de su hijo. Por otro lado, aseguran que si se hubiese activado el protocolo con la UVI Móvil del Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, a 14 minutos con tráfico normal de la casa, Aitor podría haberse salvado.

Por su parte, la Administración mantiene que se hizo lo correcto y que la conversación con el primer médico no determinaba que el joven se estuviese ahogando, pero la familia ha solicitado los audios de la llamada para demostrar lo contrario.

Últimas Noticias