Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de EuropaFm en tu móvil.

GRAVES QUEMADURAS

Muere una niña de 17 meses tras tragarse una pila del mando a distancia

Una niña de 17 meses ha fallecido tras tragarse la pila de botón del mando a distancia de su casa. Cuando la llevaron al hospital no pudieron hacer nada por salvar la vida de la pequeña, ya que la pila le había producido quemaduras en la garganta, las cuerdas vocales y el esófago.

Europa FM
  Barcelona | 24/12/2020
Una niña pequeña de espaldas

Una niña pequeña de espaldas / Pexels

Aunque siempre tenemos un ojo puesto en los más pequeños de la casa, un descuido de tan sólo unos segundos puede ser fatal.

Eso es lo que le ha ocurrido a Reese Smith, una niña de solo 17 meses, que falleció hace unos días tras tragarse una pila de botón el mando a distancia.

Trista, su madre, que no se dio cuenta de lo sucedido, llevó a la pequeña al hospital al ver que no se le pasaba la tos que tenía. Allí fue cuando descubrieron lo ocurrido gracias a una radiografía, hallando la pila en el esófago de la pequeña, que le había provocado graves quemaduras en esa misma parte, la garganta y las cuerdas vocales.

Reese fue trasladada rápidamente al Hospital Infantil de Texas, donde se sometió a varias cirugías y tratamientos para intentar curar los daños provocados por la pila en su organismo. Pero desgraciadamente a pesar de que el equipo médico hizo todo lo posible, no pudieron salvar a la pequeña.

La familia explicó el caso en Gofundme, para recaudar dineros para el tratamiento de la niña en el hospital. Finalmente, Trista se despidieron con un triste mensaje en Facebook:

"Con el corazón roto... no hay mucho más que decir ahora mismo. He estado tratando de encontrar las palabras durante un tiempo. Tengo que volver a casa hoy. Mi madre también volvió a casa. Sin embargo, somos uno menos en la familia. Es una angustia que nunca podré expresar", empezaba explicando.

"Nunca olvidaré mirar por la ventana del avión sabiendo que mi bebé no estaba conmigo. Hoy es un día triste en la Tierra y un día de celebración en el Cielo. Nuestra preciosa bebé Reese murió esta mañana y ya no sufre.", continúa.

"Gracias por todas sus innumerables oraciones por Reese y por nuestra familia [...]Necesitamos algo de tiempo para llorar en este momento, pero nunca podremos expresar nuestra completa gratitud a todos y cada uno de vosotros", concluía.

Últimas Noticias